Staff
Agencia Reforma

LIEJA, Bélgica.-Un error de Guillermo Ochoa casi le cuesta el triunfo al Standard, aunque sus compañeros sacaron la casta para quedarse los tres puntos, al lograr un 3-2 de última hora sobre el Sint-Truidense.
Los locales ganaban por 1-0 cuando el mexicano recibió el balón en el área y, en su intento por despejar, regaló el balón a Roman Bezus, quien aprovechó el arco abierto para empatar, al 17′.
Los Diablos Rojos se fueron al frente desde el 7′ con un tanto de Collins Faï, quien casi sin ángulo venció al arquero con un tiro raso.
La preocupación llegó para el mexicano al 69′, cuando Yohan Boli puso a los suyos al frente.
El Standard, sin embargo, se repuso y empató al 80′ con un gol de cabeza de Christian Luyindama, y salvó la tarde de Ochoa con una agónica anotación de Renaud Emond, al 93′.
Otro al que le salvaron la tarde fue a Omar Govea, quien salió expulsado a los quince minutos en su debut con el Antwerp, aunque su equipo se impuso 1-0 sobre el Cercle Brugge y mantuvo el invicto, al igual que Les Rouges.