En atención a un reporte ciudadano, inspectores de bienestar animal de la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (PROESPA) rescataron en la Colonia Olivares Santana a dos caninos talla chica, por presentar maltrato animal por parte de su propietario.

La titular de la dependencia, Ofelia Castillo Díaz, informó que en el lugar, inspectores médicos revisaron las condiciones de salud de los caninos, constatando que mostraban señales de maltrato y vivían en malas condiciones, por lo que quedaron a resguardo de la Procuraduría.

Mencionó  que respecto al propietario, se procederá con una inspección al lugar, dando inicio un procedimiento jurídico administrativo que buscará sancionar por el maltrato causado a los canes.

Castillo Díaz mencionó que en  lo que va del año, se han recibido y atendido 958 reportes en la materia y solo 41 denuncias formales, de los cuales se han resguardado 52 animales de compañía  entre perros, gatos, palomas, gallos, cuyos, conejos y tortugas.

La Procuradora hizo un llamado a la población reportar cualquier situación de maltrato hacia los animales de compañía por medio de WhatsApp al (449) 182 3317 y enviar imágenes, videos y la ubicación exacta del lugar del reporte.