Ivonne Valdés
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-Nacidos en un mundo de smartphones y tabletas, una tecnología práctica e inductiva, los niños del 2010 en adelante viven una realidad sustentada por el internet.
Vivir y cuidarse a sí mismos en un entorno de medios digitales, videojuegos de interconexión y depredadores escondidos tras una pantalla, debe formar parte ya del aprendizaje temprano.
En Nuevo León, 6 de cada 10 niños de entre 8 y 11 años de edad, navegan en redes sociales sin ser vigilados por algún adulto de confianza, reveló una investigación que incluyó encuestar a 15 mil 830 niños de 10 municipios del área metropolitana,
El estudio también indica que sólo 4 de cada 10 dialogaron una vez con sus papás sobre cómo deben utilizar las redes.
De acuerdo con la investigación publicada en la Revista Iberoamericana para la Investigación y el Desarrollo Educativo, por cada 10 niños, 4 ignoran las medidas preventivas de seguridad que deben tomar al usar plataformas en línea, y 3 ni siquiera imaginan los riesgos que hay en ellas.
Eso sí, los pequeños saben bien como enviar imágenes, acceder a videos, compartir enlaces…
Los niños saben incluso más que los padres, entonces tiene que ser un triángulo. Es necesario incorporar la educación mediática a los programas académicos, pero por otro lado, también hay que educar a los padres, sensibilizarlos, y también capacitar a los maestros», dijo en entrevista la investigadora Deyra Guerrero, autora del estudio.
Las inquietantes conclusiones alcanzadas por la investigación revelan que los papás ignoran que el 95 por ciento de los niños y preadolescentes utilizan redes sociales durante dos horas diarias, y la mitad de los niños encuestados no comparten sus contraseñas con sus padres.
«Los papás piensan que no hay mucho peligro y no saben hasta dónde están sus niños utilizando las redes sociales», comentó la también maestra de la UANL.
«La mayoría son padres que trabajan, en cambio los maestros sí están más concientes de los riesgos porque han tenido problemas muy concretos en las escuelas, niños que son exhibidos en redes, fotografías que no deberían estar circulando».
Para Wendy Ramírez Gaytán, maestra en la Escuela Primaria Servando Miguel Molina de León, en Apodaca, implementar educación mediática en el aula es una oportunidad para unir fuerzas con los papás y fomentar su crecimiento integral, más allá del tiempo en clase.
«Tengo alumnos de primer grado que entran a Facebook por la cuenta de sus papás», dijo, «hay niños que sí les tienen puesto el control parental en internet e, incluso, me han mostrado que en el celular tienen puras apps de aprendizaje didáctico para niños, pero a otros no.
«Hay papás que nada más les entregan el celular a los niños y ni saben qué están viendo», compartió Ramírez Gaytán.
A pesar de que un padre o madre asegure tener bien instruido a sus pequeños en sus interacciones con redes, los niños siguen expuestos a ver videos o fotos obscenas, sufrir o hacer ciberbullying, y caer en extorsión al convivir con compañeros sin educación mediática.
En una escuela pública donde Ramírez Gaytán laboró anteriormente, conoció el caso de un alumno de apenas 6 años de edad con problemas de interacción social. ¿La causa? Sus primos lo expusieron constantemente a videos pornográficos.
«Como maestros hay limitaciones en lo que podemos meternos más allá de la escuela. Los niños nacen con la tecnología y se van a desarrollar con la tecnología, esto no se va a parar. Hay que enseñarles cuál es el buen uso», dijo la profesora de educación básica.
«Los mismos adultos no hacemos el uso apropiado para explotar los beneficios de las redes, podríamos (por ejemplo) estar aprendiendo idiomas en lugar de puro WhatsApp», dijo la también estudiante de coreano.
Del estudio, se derivó una iniciativa de reforma al Artículo 22 de la Ley de Educación del Estado, para establecer como obligación, fomentar el uso responsable de las tecnologías de la información en el sistema educativo.
Aunque la modificación fue autorizada por el Congreso local el 31 de mayo de 2017, con lo que entró en vigor, la estrategia quedó sólo en el papel, pese a la preocupante vulnerabilidad de los menores y la desinformación de sus papás en materia de redes sociales.
Los interesados en estrategias de educación mediáticas pueden contactar a la autora del estudio al celular 812-1255-501 o al correo deyraguerrero@verificado.com.mx.

Tips paternos
Recomendaciones para los papás:
– Establece 14 años como edad mínima para que tus hijos creen un perfil propio en redes sociales.
– Ten momentos familiares de uso de tecnología con acciones de seguridad (juega junto a tus hijos sus videojuegos favoritos, o vean juntos los videos que normalmente ven ellos en internet).
– Guarda contraseñas y comprueba la configuración de privacidad en sus perfiles.
– No utilices la tecnología como calmante emocional o regulador de conducta.
– Crea horarios establecidos para el uso de tecnología (preferentemente no antes de dormir o a primera hora en la mañana).
– Establece zonas y tiempos libres de aparatos tecnológicos para la recreación.
Fuente: Academia Americana de Pediatras

Pequeños en la red
Cifras del estudio «Estrategia para la implementación de la educación mediáticas en escuelas públicas de nivel básico», de Deyra Guerrero.
-15,830 niños encuestados en la zona metropolitana de Monterrey
-8 a 11 años de los menores encuestados
-60% de ellos navega en plataformas digitales sin vigilancia adulta
-40% ignora las medidas preventivas de seguridad en redes sociales
-95% de los niños usa al menos tres redes sociales, principalmente Facebook, YouTube y/o WhatsApp
Nota: El número de chicos que usan Instagram, Snapchat y/o TikTok va en aumento.