Repudian adicción a cirugías

Roberto García
Agencia Reforma

CDMX.- Aunque las imágenes que Desislava Dimitrova sube a su Instagram son alabadas por sus fans, algunas personas la critican por el abuso de cirugías y procedimientos estéticos a los que se ha sometido.
Y es que a diferencia de cuando apareció en diciembre de 2016 para la edición europea de la revista del conejito, la playmate búlgara ahora es muy diferente; en la actualidad está más delgada, su cara luce cincelada, sus pómulos puntiagudos, sus labios mucho más gruesos y sus senos casi a reventarle el plexo.
Mensajes como “pareces un verdadero monstro” o “¿Cómo te puede gustar esta boca?”, son los que se leen en una imagen de Desi, donde aparece cubierta sólo por una playera, la cual resalta sus atributos.
“Las chicas buenas se acomplejan del tamaño de su cofre, ¡las malas se ponen silicona!”, es la descripción de la imagen, la cuál tuvo respuestas negativas.
“Tienes una perra fea y freak y delgada con aumento de senos, ¿qué haces con tu vida y todavía tienes fotos en Instagram?”, escribió la usuaria Anasrifi_15.
La modelo de 29 años, quien cuenta con casi 40 mil seguidores en Instagram, es criticada por la prensa de su país debido a que consideran que ha abusado de las cirugías plásticas y de meter en su cuerpo demasiado silicón.
Sin embargo, ella ignora las críticas y continúa con los procedimientos, algo que en el 2017 le valió para ser nombrada como Miss Silicone.