Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) conminó a diputadas federales para que, en el ejercicio de sus funciones eviten expresiones como la de “eeeeh puto” que lanzaron el viernes pasado a un legislador de Morena.
“El grito de “eeeeh, puto” es expresión de desprecio, de rechazo y no es descripción ni expresión neutra; es una calificación negativa que estigmatiza pues homologa la condición homosexual con cobardía”, señaló el Consejo ayer en un comunicado de prensa.
El viernes, durante la discusión del Presupuesto de Egresos 2018 en el pleno, el legislador Ariel Juárez (Morena) llamó corrupto a César Camacho Quiroz, coordinador de la banca del PRI.
En respuesta, diputadas priistas, entre ellas Rocío Montoya Díaz, Arlete Mólgora Glover, Himelda Félix Niebla y Jasmine Bugarín Rodríguez, usaron el grito colectivo surgido en los estadios.
“Ese grito refleja la homofobia, el machismo y la misoginia que privan aún en nuestra sociedad. Por eso resulta doblemente gravoso que se traslade del estadio al Congreso de la Unión”, señaló el Conapred.
Recordó además que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha establecido que ese tipo de violaciones al derecho a la no discriminación no pueden ser abordadas de la misma manera cuando se trata de personas servidoras públicas.
“Resulta aún más preocupante cuando quienes los utilizan son personas servidoras públicas, y aún es más grave cuando lo hacen las y los legisladores federales”.

¡Participa con tu opinión!