Al referirse a los errores financieros que los jóvenes cometen al inicio de su vida laboral, el subdelegado de la Condusef, Ignacio Villanueva Chávez, informó que el 56% de los jóvenes llegan a fin de mes sin nada de su sueldo y el 9% llega con deudas. “El 54% de la población entre 15 a 29 años no lleva ningún tipo de registro de sus finanzas”.

Señaló que el 51% de los jóvenes cuentan con ahorros, pero sólo el 11% lo hacen dentro de una institución financiera. “Hoy en día persisten los viejos hábitos de ahorrar debajo del colchón. Este error evita que el dinero tengas ganancias, por lo que se recomienda llevarlo a un banco para resguardarlo y ponerlo a trabajar para que dé un ingreso extra”.

Asimismo, llamó a este sector a dejar atrás las ideas banales, pues con empeño y disciplina se puede mejorar el estilo de vida: estudiar, comprar una casa, emprender un propio negocio. Para ello se debe destinar una parte de los ingresos para el ahorro, esto ayudará a lograr los objetivos. Los principales motivos para no iniciar una inversión son porque consideran que tienen recursos insuficientes (37%) y la falta de conocimiento para hacerlo (28%).

Añadió que en este momento, sólo el 18% de los jóvenes cuenta con algún tipo de seguro. Sin embargo, es recomendable que con una parte de la quincena se contrate un seguro para protegerse. Luego, sugirió que el seguro no debe considerarse como un gasto, es una forma de invertir en el bienestar personal.

Además, Villanueva Chávez comentó que el ahorro para el retiro es una de esas metas en la que todos deben pensar. Cuando se es joven es difícil pensar en la jubilación porque se cree que está muy lejos, pero empezar antes lo hará más fácil, ya que habrá más tiempo para ahorrar una suma que permita vivir sin sobresaltos en la edad adulta. Tan sólo el 13% de la población juvenil señala que cuentan con un ahorro para su retiro.

“Al llegar la quincena se piensa en algunos gustos o un poco de diversión, pero disfrutar de más puede generar dolores de cabeza. Piensa que esos pesos que gastas de más, podrían servir para algún inconveniente o para el futuro”.

Comentó que si se crean muchas deudas traerán frecuentes dolores de cabeza. Las salidas a comer o bailar a diario con la pareja y los amigos no son lo adecuado. Y si se decidió solicitar un crédito para algún bien o producto, trata de adquirir aquellos que sean duraderos, pues así podrás liquidarlos antes de que se gasten.

Por último, señaló que las tarjetas de crédito parecen ser la solución más práctica para los problemas económicos, pero si no se saben utilizar sólo crearán más problemas. No pagar a tiempo o pedir créditos para liquidar otros, llevarán a crear deudas innecesarias, además de que será más difícil que se pongan al corriente. Así que hay que aprender a manejar los plásticos.

¡Participa con tu opinión!