Natalia Vitela Paredes
Agencia Reforma

CDMX.- Luego que el lunes la Cofepris reportó que las playas de Caletilla y Carabalí de Acapulco, Guerrero, entre otras, superaban el límite permitido de la bacteria enterococcus faecalis, la dependencia informó que ya son aptas para uso recreativo.

Tras realizar un monitoreo sanitario extraordinario este 10 de julio, indicó que Caletilla, que había reportado el 1 de julio mil 607 enterococos por cada 100 mililitros de agua de mar, ahora bajó a 173, mientras que Carabalí, que registró 657 enterococos, ahora reporta 41 por cada 100 mililitros.

Ambos registros «son menores del límite de 200 NMP por cada 100 mililitros utilizados la Organización Mundial de la Salud para determinar una playa como apta», informó la dependencia.

En tanto, playa Suave, Hornos y Manzanillo continúan siendo no aptas.

Óscar Chávez, experto en energía renovable y quien ha realizado estudios en plantas de tratamiento de aguas negras, consideró que este cambio de valores en tan poco tiempo sólo es posible si se hubiera ordenado a la población no ir al baño.

«La única forma para, que de un día a otro cambie, es que la gente no vaya al baño o desvíes (las aguas negras) para otro lado, o que los hoteleros den una mordida para que misteriosamente los valores se compongan solos. Se salían muchísimo de la norma», dijo.

«Si ha llovido se diluye la porquería. No me suena lógico. ¿De repente pusieron a funcionar las plantas de tratamiento que no funcionaban o llovió y diluyó, o le echaron cloro?».

De acuerdo con Chávez, hay distintos factores que influyen en los resultados como, la hora de la toma de muestra, la salinidad y la lluvia.

La Cofepris informó que en 2018 y 2017 no hubo necesidad de realizar monitoreos extraordinarios porque todas las playas resultaron aptas.

«En el pasado periodo vacacional, de abril, hubo uno para la playa Sayulita en Nayarit. El monitoreo es extraordinario porque se realiza después del anuncio oficial de la situación de las playas», comentó.

«Se realiza en las playas no aptas para ir midiendo los valores de enterococos. Y mientras no bajen, no se puede declarar una playa como apta para uso recreativo».

La Secretaría de Salud del Gobierno de la República, a través de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), informó que analizaron el agua de mar de 273 playas, de 17 estados costeros, que incluyen los principales destinos turísticos del País.