Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Los sismos del 7 y 19 de septiembre afectaron 821 unidades médicas del sector salud federal, de las cuales 34 tienen daños graves.
De acuerdo con bases de datos oficiales, 635 centros médicos de la Secretaría de Salud tuvieron daños; 122 del ISSSTE y 64 del IMSS.
Las unidades afectadas se localizan en los estados de Oaxaca, Chiapas, Ciudad de México, Morelos, Puebla, Guerrero y Veracruz.
Entre los inmuebles dañados hay desde unidades de medicina familiar y administrativas hasta hospitales generales, como el Belisario Domínguez, de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.
Aunque la Secretaría de Salud tuvo la mayor cantidad de unidades afectadas, fue el IMSS el que resultó con más edificios con daños considerados graves, con 21.
Entre las unidades dañadas del IMSS está el Hospital General 25 Ignacio Zaragoza, de Iztapalapa, con daños en muros y la escalera personal, y desprendimiento de acabados en diversas áreas.
También el Hospital General de Zona de Cuautla, Morelos, con daño estructural en la ampliación de Nutrición, y el Hospital de Primer Nivel de Chietla, Puebla, que tiene fracturas severas en muros.
Otros son el hospital de segundo nivel de Metepec, Puebla, con daños severos en acabados de toda la unidad, al igual que la clínica de medicina familiar de Cerro Gordo, Ecatepec.
Las bases de datos indican que de las 21 unidades del IMSS con este tipo de daño, 9 están en la Ciudad de México, cuatro en Puebla, tres en el Estado de México, tres en Morelos, y dos en Chiapas.
De los hospitales afectados que pertenecen al ISSSTE, 11 presentaron daños graves que implicaron la evacuación de pacientes, según el reporte del Gobierno federal.
En ese estatus están, por ejemplo, la Unidad de Medicina Familia de Ixtepec, Oaxaca, y la Clínica Hospital de Coatzacoalcos, Veracruz, que tienen “daños estructurales”.
La base de datos indica que 633 unidades de la Secretaría de Salud resultaron “con daños”, como fisuras en los muros y losas, aunque sólo dos están fuera de operación total o parcial.
Estos últimos son la unidad de consulta externa de Cintalapa, Chiapas, y la clínica de la mujer de Pichucalco, Chiapas.
Entre los tipos de daños que tienen las unidades más afectadas están: grietas en muros divisorios, desprendimiento en acabados y fracturas severas en muros.
Además, cuarteaduras en muros, plafones o cubos de escaleras; así como distintos daños a los elevadores, estacionamientos, azoteas y cristales.