Salvador Rodríguez López

La modernización del transporte urbano es uno de los compromisos de mayor calado social que ha contraído cada administración estatal desde mediados del siglo pasado, pero después de un arranque espectacular, con la presentación de algunas unidades que suplirán el viejo parque vehicular y de varios acuerdos con los concesionarios, todo vuelve la normalidad.
Ahora es el coordinador general de Movilidad, David Sánchez Padilla, el que dio a conocer que 53 nuevas unidades llegarán próximamente, con lo que se pone en marcha la modernización de este servicio que se prometió en la campaña de 2016, para ello se comprometió a que en marzo estarán aquí 39 carros y en mayo los 14 restantes.
Con lo anterior, afirmó, “se iniciará el reemplazo de autobuses, se comenzará a incrementar el servicio hasta llegar a puntos en donde actualmente no llega, y se mejorará la frecuencia mediante una supervisión constante, entre otras ventajas”.
Ese guión fue el mismo que se utilizó en el sexenio 1980-1986 con las unidades que son similares a las que actualmente recorren la avenida Adolfo López Mateos, en la ruta conocida como SEP-Cereso. El entonces secretario general de Gobierno destacó que en poco tiempo se tendría el mismo tipo de vehículos en toda la ciudad, además que no se permitiría que hubiera cupo de más, pero para la tercera semana de entrar en operación se comprobó que con todo y las unidades modernas seguían las mismas tachas. Lo único que cambió fue la frecuencia de los camiones ya que todos los que se adquirieron fueron destinados al mismo trayecto.
Dentro de las bondades que promete Sánchez Padilla, una vez que estén en funcionamiento los nuevos autobuses, es “accesibilidad universal”, esto es, que las personas con alguna discapacidad, tercera edad e incluso menores de edad, puedan ingresar y descender de manera cómoda.
Se trabaja en ese sentido al considerar que más del 9% de los habitantes es adulto mayor y que cerca de 50 mil personas tienen algún tipo de discapacidad, “por lo que se está generando una opción de transporte acorde a estas necesidades”.
Otras ventajas que garantizó es la reducción de más del 30% en las emisiones de gases contaminantes, porque en lugar de funcionar con Diesel como las actuales, será con gas natural, que es una de las tecnologías limpias y que ayuda a combatir el cambio climático a favor del medio ambiente.
También, que el operador contará con un vehículo con caja automática para su mayor comodidad, así como parabrisas más amplios y por ende de mejor visibilidad, con lo que podrá evitar algún tipo de accidente.
Aunque ya se sabe el número de nuevas unidades y todas las eficacias con que contarán, todavía no se decide cuáles serán las rutas a que se incorporarán, por lo que se hacen estudios que determinen donde es más conveniente, aunque esto debería quedar a criterio de los concesionarios, que son los que mejor conocen del tema.
La Alianza de Transportistas Urbanos y Suburbanos de Aguascalientes cuenta con un parque vehicular de 695 unidades, que es exactamente el mismo de hace varias décadas, pese al crecimiento imparable de fraccionamientos. Lo que hace la agrupación es agrandar las rutas para llegar al mayor número de colonias, por lo que a ciertas horas los camiones van atestados, sin que ninguna administración haya sido capaz de obligar a proporcionar un servicio adecuado, al mismo tiempo que al ampliar el recorrido sea más tardado el arribo de las unidades a los paraderos.
Comienza la cuenta regresiva para la coordinación general de movilidad y determinar hasta dónde fue capaz de cumplir lo que hoy ofrece, que como ha sido la invariable retórica, es factible que con unos cuantos autobuses de estreno se cubrirá el expediente y a esperar que en 2022 se reciclen las promesas de cada seis años, mientras tanto más de 300 mil aguascalentenses seguirán sufriendo el mal servicio, pero por ellos no hay una voz que los defienda. Es una multitud que viaja entre dos y cuatro veces por día y que carece de un derecho tan elemental como es recibir una atención satisfactoria por el servicio que paga.

IMBECILIDAD TOTAL
Los accidentes que suceden en los cruceros de las vías férreas es una muestra categórica de la falta de cultura vial de quien conduce el vehículo y del poco respeto que tienen hacia su propia persona, por lo que no duda en tratar de ganarle el paso al tren imprimiendo mayor velocidad, que si consigue pasar lo considerará como un triunfo, pero en caso contrario es casi seguro que termine su vida entre los restos de la unidad.
Del choque que tuvo lugar el pasado 18 de febrero entre una pipa cargada con gasolina y el convoy, a la altura de la comunidad Coyotes, lo que provocó un incendio y acabó con la vida de dos de los tripulantes del tren y dejó cuatro heridos, se desprenden varias cuestiones:
1. Desde hace varios años se ha exigido terminar con las unidades terrestres de doble remolque (camiones-cisterna y traileres), por el peligro que representa para todo el que se atraviese en su camino. En este caso, la pipa era de doble remolque, lo que explica que al chofer y su ayudante no les haya pasado nada pese a la explosión que siguió a la colisión. Ante la proximidad del ferrocarril, el operador buscó pasar y sólo consiguió hacerlo con la cabina y el primer remolque, mientras que el segundo fue el que se incendió, alcanzando directamente la bola de fuego al lugar que ocupaban los maquinistas, lo que acabó con su vida.
2. En innumerables ocasiones se ha registrado este tipo de encontronazos en distintos puntos de la ciudad y el estado, y nadie aprende en cabeza ajena. Cuando todavía sigue en la mesa de las discusiones lo causado en Coyotes, el miércoles pasado se vivió otro caso en Rincón de Romos, que dejó como saldo el chofer lesionado y cuantiosos daños materiales.
3. Para reducir este tipo de eventos se pretende colocar plumas y semáforos en los cruces ferroviarios, algo que ya se ha hecho en varias ocasiones sin resultado. Incluso, la empresa ferroviaria colocó algunos en varios puntos de la mancha urbana, pero al poco tiempo fueron vandalizados, por lo que desistió de seguir invirtiendo en un programa que no tenía futuro. Ahora se anuncia que volverá a hacerse, aunque para ello tendría que haber vigilancia policíaca en cada lugar para evitar que los dañen.
4. Lo que se requiere es una campaña vial muy intensa y colocar anuncios metros antes de cada crucero y con letras grandes, que les recuerden la obligación de realizar alto absoluto antes de pasar las vías y al hacerlo sólo si no se aproxima la mole de acero. Avisos como “Tu vida vale más que la prisa” o “Es preferible esperar para llegar seguro”, podría ayudar a crear conciencia, pero algo se tiene que hacer.

HASTA LUEGO
Una luna llena se encargó de iluminar su camino hacia el infinito del licenciado Adalberto Garza Cantú, que el pasado 19 de febrero partió a seguir gozando de esa libertad de pensamiento que tanto le caracterizó. Quiso hacerlo en la madrugada, porque el silencio fue su mejor compañero cuando dedicaba parte de su tiempo a leer libros y artículos. Supo darle su lugar a cada quien y con cada uno aprendió que de la conversación y el debate respetuoso se aprendía más que de los tratados. Fue miembro de la Asociación de Catedráticos e Investigadores de la Universidad Autónoma de Aguascalientes y por un tiempo del Poder Judicial del Estado y del Departamento Jurídico del Instituto de Educación. En su etapa de retiro siguió litigando hasta días previos a su partida, por lo que sólo queda una oración en su memoria y que en su momento sea el guía hacia nuevos estadios.