Rolando Herrera
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Sin sujetarse a ningún tipo de reglas para su distribución, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) repartió en tres años 188 mil 286.8 millones de pesos a los estados bajo la partida de Fortalecimiento Financiero.
Esos recursos los comprometió a través de la firma de 766 convenios con las 32 entidades, que fueron suscritos en diferentes fechas durante 2015, 2016 y 2017, los cuales fueron revisados por REFORMA.
La entidad que se llevó la mayor tajada fue el Estado de México, la cual recibió en esos tres años, según lo comprometido por Hacienda, un total de 22 mil 926.3 millones de pesos, que representan 12.1 por ciento del total.
La segunda entidad que fue consentida por Hacienda, es Chiapas, a la cual le destinó 10 mil 569 millones de pesos; en tanto que la tercera en obtener mayores recursos es Puebla, al serle canalizados 10 mil 527.5 millones de pesos.
En conjunto, estas tres entidades concentraron una bolsa equivalente a 23.3 por ciento de todos los recursos, es decir, casi uno de cada cuatro pesos del Fondo fue a parar a las arcas de esos estados.
Otras entidades que también fueron beneficiadas con cuantiosos recursos son Oaxaca, que recibió 9 mil 978.1 millones de pesos; Guerrero, que sumó 9 mil 509.7 millones; Michoacán, con 8 mil 465.1 millones, y la Ciudad de México, con 8 mil 465.1 millones de pesos.
El caso del Estado de México, de donde es originario el Presidente Enrique Peña Nieto, destaca porque no sólo fue la entidad que, por mucho, recibió más recursos, sino que obtuvo más a pesar de que la bolsa del Fondo se fue achicando.
En 2015 Hacienda comprometió recursos a las entidades por un total de 69 mil 972.5 millones de pesos, en 2016 el monto se redujo a 62 mil 667.4 millones de pesos y en 2017 se achicó a 55 mil 646.8 millones de pesos.
En tanto, el Estado de México obtuvo en 2015 recursos por 7 mil 188.9 millones de pesos, lo que representó 10.2 por ciento de la bolsa a repartir; en 2016 Hacienda comprometió 7 mil 208.4 millones de pesos, que representó 11.5 por ciento del monto total, y en 2017 la suma obtenida ascendió a 8 mil 528.9 millones de pesos, que significó una tajada de 15.3 por ciento.
Ese crecimiento contrasta con lo repartido a otras entidades, como Nuevo León. En 2015, todavía con el priista Rodrigo Medina en el Gobierno, la entidad recibió 4 mil 472.8 millones de pesos; al siguiente año, cuando Jaime Rodríguez llegó a la gubernatura, los recursos bajaron a mil 213.3 millones de pesos y en 2017 a 330 millones de pesos.
El Fondo de Fortalecimiento Financiero (Fortamin) sólo estuvo activo tres años (2015, 2016 y 2017), perteneció al Ramo 23 dentro del rubro otras provisiones económicas, y su objetivo, de acuerdo con Hacienda, fue apoyar a las entidades para impulsar la inversión.
Ese Fondo es el que, según ha denunciado el Gobernador de Chihuahua, Javier Corral, Hacienda utiliza como represalia contra su administración por encarcelar a Alejandro Gutiérrez, ex secretario general adjunto del PRI.
En el caso de Chihuahua, en 2015 Hacienda entregó al todavía Gobierno de César Duarte 2 mil 323.3 millones de pesos; en 2016, año de la elección, mil 454.1 millones de pesos, y en 2017 firmó convenios con el Gobierno de Javier Corral por 804.1 millones de pesos, de los cuales, denunció el panista, no entregó 700 millones de pesos.