La renuncia del secretario de Hacienda agudiza la incertidumbre económica de México y acrecienta el riesgo de una desaceleración mayor, advirtió el presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Aguascalientes, Pedro Gutiérrez Romo.

Y es que hay capitales privados, nacionales e internacionales, que se han mantenido expectantes del rumbo que pueda tomar la política económica del país y veían en la segunda mitad del año el escenario propicio para activar inversiones.

Sin embargo la noticia de la renuncia de Carlos Urzúa Macías, especialmente en las condiciones en que se difunde y bajo los términos en que se separa del cargo, recrudece la incertidumbre e invita a reforzar previsiones.

Esto daña a la economía como la dañó el mismo anuncio, pues la carta publicada por el hoy exsecretario de Hacienda y Crédito Público disparó el dólar hacia arriba y a la Bolsa de Valores hacia abajo, apenas unos minutos después.

Pedro Gutiérrez Romo advirtió sin embargo que la renuncia del aguascalentense no era del todo sorpresiva y de alguna manera “se había tardado”, ya que Urzúa Macias se ha caracterizado en su carrera no sólo por su conocimiento y amplia capacidad. También ha sido sello de él la congruencia de su saber con su actuar y su carta de renuncia deja en claro no sólo que no estaba de acuerdo con decisiones adoptadas en torno a la Hacienda Pública del país, sino que hay fallas y gente sin conocimiento al frente de ellas. Finalmente, consideró que el suplente de Urzúa será un “funcionario a modo” del presidente.