Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Construido en 1961, el Ferrocarril Chihuahua-Pacífico (Chepe), de Grupo México, prácticamente es el único tren de pasajeros en el País, que no sólo es turístico, y recorre alrededor de 653 kilómetros para ser la conexión terrestre entre la ciudad de Chihuahua y Los Mochis, Sinaloa.
Recientemente, en mayo pasado, fue renovado, abriendo el servicio Primera Express.
El estreno del tren es parte de un proyecto de renovación de trenes turísticos en el que Grupo México Transportes ha invertido más de 155 millones de pesos.
Cuenta con dos servicios: Clase Económica y Primera Express.
El primero suele ser utilizado por habitantes de la zona para ir de una población a otra; sus vagones se ubican en la zona posterior y no hay servicio de comedor.
El segundo, cuyos vagones se encuentran en la parte delantera, es meramente para viajeros de turismo, con calefacción, aire acondicionado, un vagón comedor con menú a la carta.
El recorrido total de ida (o de vuelta) es de 350 kilómetros a lo largo de siete horas. recorriendo la Bahía de Topolobampo en Los Mochis; la de la comunidad Yoreme en el Pueblo Mágico El Fuerte; los cañones Urique, Tararecua y Del Cobre en Divisadero, además de encuentros con la comunidad Tarahumara en Creel.