Modernización del transporte público no debe quedar en la renovación de unidades. Roberto Mora Márquez, secretario general del Sindicato de Trabajadores de Autotransporte Urbano, afirmó que el cambio en el sector debe ser de fondo, por lo que además de créditos para la adquisición de nuevas unidades, son necesarios cambios como la reubicación de las paradas y la modificación de las rutas, esto, para beneficio de los usuarios de los camiones urbanos.
Comentó que las deficiencias en la ubicación de los paraderos y el trazado de las rutas, tienen como consecuencia que los usuarios demoren mucho tiempo en abordar una unidad que los lleve a su destino, pues en ocasiones las paradas están muy distanciadas una de otra, y hay rutas que se empalman.
Roberto Mora refirió que las autoridades locales deben tomar en consideración estos temas, pues la mejora del servicio depende en mucho de que éstos se corrijan, ya que para que el sistema de transporte funcione correctamente no depende del todo de las unidades y del operador.
Reconoció que un paso importante es renovar los camiones, pues hay unidades con más de 10 años de antigüedad circulando por las calles, siendo que de acuerdo al Código Urbano los camiones urbanos no deben sobrepasar los 10 años de vida; por lo anterior, dijo, “se requiere hacer una revisión a fondo para que las unidades que ya rebasaron la vida útil sean retiradas de la circulación y se invite a concesionarios a renovar este tipo de unidades”.
Para finalizar, el secretario general del Sindicato de Trabajadores de Autotransporte Urbano dijo que el servicio también registra problemas en lo concerniente a la seguridad en el transporte urbano, pues los operadores son amenazados o asaltados con frecuencia por delincuentes, e incluso hay reportes de que en colonias conflictivas les rompen cristales y una serie de cuestiones que no se han podido erradicar.