Renata tiene nombre ante Dios

El agua del Río Jordán fue vertida a Renata Luna Madrigal, durante emotiva ceremonia enmarcada por el Templo del Rosario.
En la celebración estuvieron presentes sus papás: Ernesto Luna Pérez y Vanessa Madrigal Soriano, así como sus padrinos: Boris Hernández Vitte y Emma Soriano Vega.
El ministro de la Iglesia aprovechó tan especial ocasión para hablar acerca del significado de los sacramentos, por lo que invitó a los fieles acercar a los niños a la Casa de Dios para que desde pequeños, sean buenos discípulos del Señor y aprendan a rezar el Santo Rosario.
Más tarde, ungió con el óleo de los catecúmenos a Renata, preparándola así para recibir el agua bautismal.
Finalmente, derramó infinitas bendiciones sobre la bautizada, sus papás y padrinos, augurando para ellos una vida colmada de hermosos momentos.
Después, la familia Luna Madrigal ofreció un banquete en honor a Renata, el cual tuvo lugar en Vivero de la Floresta Maya.