CDMX.- En el amor se ha rendido ante distintas batallas, pero en la música, Alexander Acha sigue dando guerra para posicionarse, aunque lo más escuchado sea el reguetón.
Su carrera le ha dado decepciones y grandes satisfacciones, como en 2009, cuando ganó el Grammy a Mejor Nuevo Artista. Sin embargo, considera que está a la mitad de una guerra.
“Cuando yo empecé mi carrera todo estaba claro, todavía se vendían discos y nos tocó la crisis, este cambio para mí ha sido difícil, un camino de ilusiones, caídas y al mismo tiempo de sorpresas.
“A veces he perdido la paciencia, mi carrera ha sido de mucha paciencia, ahorita está de moda lo urbano y el reguetón, y resulta que yo hago pop, vendemos menos, hay más competencia, entonces se estrecha el camino”, contó el cantante de 33 años.
Pero, si de algo puede jactarse, es de llevar una carrera limpia y de ser honesto con su público.
“Llevo números no rojos, ésa es una de las batallas que he ganado, y la otra es que tengo una vida sin escándalos, una carrera limpia, no hay drogas, violencia, excesos, chismes”. (Ana Cristina Vargas/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!