El IMSS en Aguascalientes cierra el año 2018 con logros históricos: un nuevo Hospital, una nueva Unidad de Medicina Familiar (UMF) y más de 100 obras de remodelación. Asimismo, con un resonador magnético, un nuevo mastógrafo, Arco en C y equipo de alta tecnología, además de reducción de tiempos de espera en citas de primer nivel y en programación de citas de segundo nivel.
“Igualmente, se consolidaron estrategias de mejora y programas como la procuración de órganos y de trasplantes renales que hace un par de años, no existían”, destacó la nueva jefa de Prestaciones Médicas, Ana Luisa Robles Rivera, al recibir el encargo, sustituyendo al internista e infectólogo Alfonso Martínez Hernández, quien tras cumplir los años de servicio, se jubiló.
Dijo que recibe muy fortalecidos los servicios médicos, pues las inversiones en infraestructura y tecnología permitieron incrementar nuestra capacidad de atención con 41% más camas, 44% más cirugías, 64% más urgencias y 11% más consultas de medicina familiar, entre otros.
Recordó la remodelación de Admisión Hospitalaria del HGZ No.2, Urgencias de la UMF No.10, el área de encamados de ginecología del HGZ No.2, el laboratorio y el Banco de Sangre del HGZ No.1, todas las salas de espera y baños de las Unidades de Medicina Familiar, entre otras realizadas para mejorar la atención a los usuarios.
Aclaró que no sólo ha sido inversión; también se consolidaron resultados positivos en 10 estrategias de mejora enfocadas a reducir los tiempos de espera y el trato al usuario principalmente.
Ejemplificó la Unifila en las UMF, para que los pacientes que acuden sin cita sean asignados al primer médico disponible (en menos de 45 minutos). Y la Referencia-Contrarreferencia permite otorgar la fecha de la cita con el especialista en menos de 10 minutos.
“También se logró reducir en 85% la espera por una cirugía, con intervenciones en fines de semana y en suma, en 2018 alcanzamos la más alta calificación que los usuarios nos han dado en la historia, con 86% de satisfacción en uno de los meses evaluados”.
Reconoció que falta mucho por hacer, “pero estamos consolidando mejoras sustanciales”. La también urgencióloga agradeció la colaboración de los más de siete mil trabajadores de esta delegación, por su constante adaptación a los cambios tecnológicos y a la creciente población derechohabiente, que al día de hoy es superior a un millón 100 mil personas, 900 mil de los cuales hacen uso frecuente de los servicios médicos del IMSS.