La presencia de la bacteria “Chlamydia Trachomatis” en mujeres embarazadas aumenta en diez veces la posibilidad de aborto, revela investigación de la Universidad Autónoma de Aguascalientes. Su control a través de tratamiento con antibióticos, permitirá disminuir la frecuencia de abortos, señaló el profesor investigador del Centro de Ciencias de la Salud, Alejandro Rosas Cabral.

El titular del grupo académico del área de Biomedicina que realizó la investigación, explicó que en la misma se observó relación entre algunos agentes infecciosos que habitualmente no son estudiados en pacientes gestantes, como causa de aborto.

Además, explicó que cuando una mujer tiene un aborto y no puede embarazarse después, suele acudir a una clínica de fertilidad, donde estudian causas del mismo.

Regularmente, dijo, se someten a observación algunos agentes infecciosos y alteraciones anatómicas estructurales tanto del hombre como de la mujer, pero otros elementos han pasado desapercibidos como la Chlamydia.

De ahí la importancia del estudio, ya que se encontró que su presencia potencializa el riesgo de una eventual interrupción del embarazo, por lo que será necesario controlarla en toda mujer encinta.

La bacteria es fácil de erradicar debido a que es sensible a antibióticos de uso frecuente, por lo que los médicos ginecólogos que llevan el control prenatal de las mujeres no sospecharon de la bacteria citada porque usualmente no se estudia.

Rosas Cabral manifestó que para la realización de la investigación fue necesaria la vinculación con hospitales de la entidad, principalmente el De la Mujer, institución que ha sido abierta a la aplicación de protocolos derivados de los resultados de investigación para con sus pacientes, con la intención de beneficiarlas.

“De tal suerte que participaron en el estudio residentes de la especialidad en Ginecología y Obstetricia de dicho nosocomio”, agregó.

Finalmente, mencionó que en el cuerpo académico de Biomedicina colaboran desde hace aproximadamente seis años, los investigadores: María del Carmen Terrones Saldívar, Rafael Gutiérrez Campos y Luis Fernando Torres Bernal, así como estudiantes de las licenciaturas en Análisis Químico Biológicos, Biotecnología y Médico Cirujano.