Christian Skoog, representante de UNICEF, exhortó a desterrar la violencia en todos los ámbitos, y sobre todo a revertir la costumbre de aplicar castigos corporales como forma de disciplina, donde un psicólogo podría asesorar a las familias.
Ayer, el gobernador Martín Orozco Sandoval inauguró la Séptima Sesión Ordinaria Nacional del Sistema de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna), que da seguimiento a los acuerdos, programas de trabajo y políticas públicas dirigidas a combatir el maltrato infantil y juvenil, así como para garantizar los derechos humanos de los menores.
Durante su mensaje, afirmó que a través de este Sistema, se busca trazar la ruta más corta y funcional para que los menores puedan realizar un proyecto de vida pleno, sin carencias.
“Tenemos que recuperar el tejido social por medio de políticas transversales con todas las dependencias, pero solo el Gobierno no va a poder; la sociedad y las autoridades, juntos, haremos todo el esfuerzo; se requiere de la participación de otros sectores involucrados en esta problemática, principalmente del sector productivo, que es donde se ha abandonado mucho a la familia, a los hijos por un tema laboral, lo que se puede contrarrestar con guarderías en los propios centros de trabajo”, añadió.
Subrayó la participación de un psicólogo en las secundarias; “ahorita se están cubriendo 50 planteles en cada uno de sus turnos; sus terapias y su metodología detectan la problemática de los alumnos y la violencia ocupa el primer lugar, sea verbal o física, requiriéndose también el apoyo de los padres”.
Por su parte, el coordinador de vinculación de la Secretaría Ejecutiva del Sipinna Nacional, Daniel Ponce Vázquez, planteó que los Sistemas son un mecanismo privilegiado de transversalización, priorización, articulación y coordinación intergubernamental; por ello, en esta nueva etapa política se debe poner a niñas, niños y adolescentes al centro para la calidad de su democracia, desarrollo económico, pacificación y perspectiva de país.
Reconoció la importancia de la alianza y acompañamiento de instancias internacionales como UNICEF y ONU Mujeres México en el fortalecimiento de los Sipinna, así como de otras dependencias para la consolidación de información de este grupo poblacional.
En tanto, Christian Skoog destacó la importancia de asegurar la coordinación entre los Sipinna y el sistema o los sistemas de Protección Civil, para garantizar que los niños, niñas y adolescentes siempre estarán en el centro de la gestión integral y se reduzca la exposición de ellos a las situaciones de vulnerabilidad.
Finalmente, el secretario general de Gobierno, Enrique Morán Faz, ponderó la instalación de los 11 Sistemas Municipales de Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, en los que se atiende también a migrantes.