Con una inversión superior a los ocho millones seiscientos mil pesos, la alcaldesa Teresa Jiménez Esquivel realizó ayer trabajos de supervisión, entrega y arranque de obras de rehabilitación a infraestructura hidráulica, en la colonia La Fe, el Bordo Santa Elena y los fraccionamientos El Sol y Primavera.

Estas obras fortalecerán y mejorarán el funcionamiento de la red de distribución de agua potable y alcantarillado en distintos puntos de la ciudad; contemplan el mantenimiento de pozos y construcción de infraestructura hidrosanitaria, en beneficio de 4 mil 448 habitantes.

Durante el recorrido, la presidenta municipal entregó trabajos de rehabilitación del Pozo 25 ubicado en el fraccionamiento Primavera, que permitirán terminar con los tandeos y eficientar el servicio de agua potable, beneficiando a 2 mil habitantes de la zona.

Por su lado, el director de la Comisión Ciudadana de Agua Potable y Alcantarillado, José Refugio Muñoz de Luna, detalló que estas obras son una demanda ciudadana que tenía ya varios años.

Mencionó que el Pozo 25 ya estaba parado, azolvado. A inicios de la administración se dio la instrucción para que fuera renovado; anteriormente se les estuvo apoyando a los vecinos con el tanque de El Cóbano y tenían algunos tandeos, pero ya con este pozo no van a tener ningún problema.

En esta gira se iniciaron obras de rehabilitación a la red de agua potable en la colonia La Fe, en las calles Zacatecas y Fresnillo, donde se ejercerá en una primera etapa, una inversión de 623 mil 971 pesos.

Además de obras en las calles Primavera, Álamo, Palma y Pino del fraccionamiento El Sol; proyecto necesario para mejorar la distribución de agua y en el cual se invertirá 1 millón 677 mil 21 pesos.

Acompañada por el regidor Óscar Estrada Escobedo, presidente de la Comisión Permanente de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento del Cabildo de la capital, la alcaldesa supervisó las labores de construcción del colector pluvial del Bordo Santa Elena, cuya inversión es superior a los 6 millones de pesos.

Vecinos de la calle Cultura Otomí del fraccionamiento Mirador de las Culturas aprovecharon la visita de la presidenta municipal para manifestarle algunas de sus principales preocupaciones. La alcaldesa se comprometió a atenderlas en breve.