Oficiales de la Policía Estatal localizaron y trasladaron a su domicilio a un hombre de 63 años, mismo que padece de sus facultades mentales y deambulaba sin rumbo por calles del Barrio del Encino.
Los hechos se registraron cuando los policías estatales realizaban sus labores de vigilancia en ese sector y observaron a un hombre que vestía una chamarra color rosa, mismo que caminaba sin rumbo e intentó atravesar la calle sin precaución, poniendo su vida en riesgo.
Inicialmente, los policías estatales lo ayudaron a cruzar la calle hasta la banqueta, pero en ese momento se percataron que padecía de sus facultades mentales, por lo que comenzaron a revisar sus pertenencias y encontraron un papel con una dirección por lo que decidieron trasladarlo a ese punto.
Al llegar, a la calle Zapopan en la colonia La Soledad, se entrevistaron con una hija de esta persona, quien identificó a su papá como Jorge y manifestó que éste no se encuentra bien y aprovechó un descuido para salirse de la casa.