CDMX.- Separadas al nacer, las gemelas Paola y Paulina han llevado vidas completamente distintas.
La primera fue adoptada y creció en México, rodeada de lujos pero llena de vacíos emocionales. La otra vivió en Colombia, junto a su madre biológica y con carencias económicas.
Un día se reencontrarán, después de muchos años, para que una se haga pasar por la otra… como la Primera Dama de México.
Más de dos décadas después, La Usurpadora regresa a la pantalla chica, ahora con la interpretación de Sandra Echeverría como las hermanas protagonistas. «Está cada una en circunstancias muy complicadas e intensas. Los dos personajes siempre están con una adrenalina y prácticamente en un drama total.
«No es la buena y la mala y que la última no sufra, al contrario, la mala sufre más que la buena por las circunstancias de su vida. Me tocó estar siempre en un subibaja de emociones muy complicado», compartió la actriz.
En la nueva versión, Paola descubre que tiene una hermana en Colombia, y, sintiéndose rechazada por su verdadera madre, ve en ella la solución para dejar su papel como esposa del Presidente de México y vivir un idilio con su amante.
Es la misma faz, pero con sentimientos y reacciones completamente distintos, lo que hizo de la producción uno de los mayores retos actorales para la actriz.
La idea de ambientar la trama en un escenario político provino de un directivo de la empresa, admite la productora, Carmen Armendáriz. No obstante, recalca que la esencia del proyecto es telenovelesco, como el original.
Con 25 episodios, La Usurpadora es el primer título en salir al aire del proyecto La Fábrica de Sueños, mediante el cual Televisa adaptará a formatos y escenarios actuales sus clásicos. Las Estrellas estrenará La Usurpadora el lunes 2 de septiembre. (Fidel Orantes/Agencia Reforma)

ASÍ LO DIJERON
«No queremos darle a entender a la gente que es una trama política porque no lo es, para nada; es uno de los brazos de la serie, pero en realidad la historia circula entre estas dos hermanas y cómo una amenaza a la otra para tomar su lugar».
Sandra Echeverría, actriz

«La última decisión es de la audiencia y espero que le guste porque es un híbrido. Nunca he hecho melodramas, pero desde siempre he hecho series, fue esta mezcla divertida. Ese es mi reto, que guste».
Carmen Armendáriz, productora