La Dirección de Reglamentos del Municipio de Aguascalientes ha tenido que intervenir este año en más de 550 ocasiones en hogares capitalinos para solicitarles que disminuyan el ruido que generan en su entorno y que propicia que sus vecinos acudan ante esta autoridad para obligar a que no se sobrepasen los 55 y 50 decibeles, respecto al día y la noche.

José de Jesús Aranda Ramírez, titular de la dependencia, aseveró que en siete ocasiones, los verificadores han tenido que regresar y aplicarles una amonestación administrativa y sanciones económicas que pueden alcanzar hasta los 1,500 pesos, aunque primero se recurrió a hacer un apercibimiento para que disminuyeran el ruido, en acatamiento de la norma vigente.

Luego precisó que este fenómeno de exceso de ruido es algo generalizado en la ciudad capital, así como en la parte rural, motivo por el cual se mantiene una coordinación con la Secretaría de Seguridad Pública para atenderlo con mayor oportunidad.

Al solicitar la paciencia ciudadana para atender los reportes cotidianos de exceso de ruido, el funcionario mencionó que cuentan con el apoyo de la Secretaría de Seguridad Pública, cuyos elementos policíacos también pueden actuar y sancionar.

Hasta el momento se han estado atendiendo entre el 70 y 80% de las quejas ciudadanas que llegan a la dependencia, indicó.

Durante el día, cada casa habitación no puede sobrepasarse de los 55 decibeles y después de las 10 de la noche, el sonido debe estar por los 50 decibeles.

En entrevista con El Heraldo, el funcionario precisó que en lo que va del año, la dirección de Reglamentos ha realizado 17 mil 426 visitas de inspección, aparte 794 operativos, 456 reportes de Whatsapp y 831 quejas ciudadanas, otros 550 asuntos por quejas a casas habitación por exceso de ruido.

Se han emitido 58 clausuras a establecimientos, con otras 253 actas de inspección, donde el incumplimiento más constante de los negocios se relaciona por operar fuera del horario permitido. Por ello se les invita a que respeten los horarios establecidos en sus licencias. Si se sobrepasa del límite, la autoridad llega y se les sanciona, recalcó.

Tan solo en el rubro de las actas de inspección se han derivado nueve clausuras a negocios que estaban operando por no contar con ningún permiso de la autoridad municipal.

El segundo apartado frecuente relacionado con las actas de inspección, se refiere a tres revendedores que fueron remitidos al C4 para la aplicación de una sanción administrativa.

¡Participa con tu opinión!