Evlyn Cervantes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- En lo que va de 2019, México ha registrado temperaturas calurosas que superan el promedio climatológico, por lo que agosto fue el mes más caliente desde 1953.

De acuerdo con información emitida por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), la temperatura media observada en agosto de 2019 fue de 27 grados mientras que el promedio climatológico para dicho mes es de 23.7 grados, lo que representó una diferencia de 3.3 grados por arriba del promedio.

«Agosto de 2019 fue el agosto más cálido desde que se tienen estimaciones de la temperatura promedio, desde 1953», informó el SMN en un comunicado.

Algunos récords de temperatura que se rompieron durante agosto de 2019 se registraron en los municipios de Eduardo Neri, Guerrero, con 47.5 grados el 3 de agosto, lo que superó a su máximo histórico de 47 grados reportados el 31 de agosto de 2017, así como Aldama, Chihuahua, con 45 grados del 6 de agosto, superando su máximo histórico de 44 grados del 14 de agosto de 1976.

En la Ciudad de México, también hubo altas temperaturas con nuevos récords del 14 al 18 de agosto, superando los valores previos de esos días: 28.2 grados el día 14, 28.3 grados el 15, 28.6 grados el 16, 27.9 grados el 17 y 27.7 grados el 18.

El récord anterior del agosto más cálido fue en 2015, cuando en ese mes se registró una temperatura de 26.4 grados.

Las entidades que registraron su agosto más cálido fueron: la Ciudad de México, con 19.8 grados; Coahuila, con 30.5 grados; Chiapas, con 26.7 grados; Durango, con 23.9 grados; Hidalgo, con 21.3 grados; Nuevo León, con 29.8 grados; Querétaro, con 23.3 grados; Quintana Roo, con 30.4 grados; San Luis Potosí, con 29 grados; Tabasco, con 29.8 grados; Tamaulipas, con 31.6 grados, y Yucatán, con 29.2 grados.

Además de agosto, el SMN destacó que todos los meses de 2019 han registrado una temperatura por arriba del promedio.

Un factor a considerar en el clima del País durante este año son las bajas precipitaciones, ya que ha caído sólo el 78 por ciento de la lluvia que normalmente suele haber.

«La lluvia acumulada del 1 de enero al 1 de septiembre en 2019 fue de 384.1 milímetros a nivel nacional, mientras que la climatología del mismo período es de 493.5 milímetros, lo que significa que ha llovido sólo 78 por ciento de precipitación de lo que normalmente llueve. Esto puede estar asociado a menor nubosidad que aumenta la radiación de onda corta que llega a la superficie y una menor humedad del suelo que disminuye la evaporación, la cual, a su vez, baja la temperatura en superficie», explicó el SMN.