Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO. Los precios mundiales del petróleo aumentaron más que nunca, después de que un ataque con drones en una instalación petrolera de Arabia Saudita eliminó aproximadamente el 5 por ciento de los suministros mundiales.
En una de las aperturas más dramáticas del mercado petrolero, los futuros de Brent subieron casi 12 dólares por barril, el mayor avance en términos de dólares desde su lanzamiento en 1988.
A medida que el mercado petrolero abrió su jornada de operaciones con el mercado asiático, el Brent subió hasta 19.5 por ciento en ICE Futures Europe, su mayor ganancia en términos porcentuales desde 1991.
En los siguientes minutos, redujo parte de ese avance para negociar 13 por ciento más a 68.21 dólares en Singapur.
En la Bolsa Mercantil de Nueva York, los contratos del WTI se congelaron durante unos minutos debido a un llamado que se activa por una ganancia de más del 7 por ciento, cuando finalmente se abrieron, los futuros saltaron hasta un 15.5 por ciento a 63.34 dólares, la mayor cantidad desde el 2008.
El productor estatal de energía Saudi Aramco perdió alrededor de 5.7 millones de barriles diarios de producción el sábado después de que 10 drones atacaron la instalación de procesamiento de crudo más grande del mundo en Abqaiq.
Hasta el cierre de la edición, los precios del crudo se ubicaban en 60.08 dólares por barril en el caso del WTI, que el viernes había cerrado en 54.85 dólares, y el Brent estaba en 66.61 dólares por barril para los futuros de noviembre, el viernes terminó en 60.22 dólares
El movimiento sin precedentes del petróleo repercutió en los mercados financieros: las operaciones de futuros del Nasdaq caían 1.09 por ciento, del Standard & Poor’s 0.64 y del Dow Jones 0.56.