Claudia Guerrero y Zedryk Raziel
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- A punto de cumplir 100 días en el Gobierno, el Presidente Andrés Manuel López Obrador dio ayer una reprimenda a su Gabinete, al que reclamó la lentitud en la ejecución de algunos programas, la falta de resultados en otros y los polémicos nombramientos que se han realizado.
Durante una encerrona en el salón Tesorería de Palacio Nacional, criticó el retraso en la implementación de programas sociales prioritarios como los apoyos para discapacitados y la distribución de becas.
«Fue una reprimenda. Dijo que en el caso del programa de Jóvenes Construyendo el Futuro, apenas van 10 mil y el objetivo es llegar a 3 millones. Dijo que de las becas de nivel básico y medio no se ha entregado ninguna», relató un funcionario.
«Puso como ejemplo el apoyo a los discapacitados, donde se han entregado unos 500 apoyos del millón que tenemos que cubrir».
De acuerdo con el testimonio de algunos de los presentes, el caso extremo fue el del sector Salud donde el Mandatario aseguró que «no tiene nada que informar».
«Fue ilustrando área por área y cuando llegó a Salud comentó que no tenía nada que decir, que está todo tan devastado que todo va muy lento. Nos dijo: no tengo nada que informar», refirió otro de los asistentes.
Según los funcionarios, López Obrador demandó a los presentes que «no le metieran goles» con nombramientos de funcionarios con perfiles polémicos, sin preparación, con pasado oscuro o que tienen cuentas pendientes.
«Pidió que se cuiden los nombramientos porque él no puede defender lo indefendible ni sudar calenturas ajenas. Y hasta dijo: en las conferencias de las mañanas salen las cosas y yo no voy a andar explicando o justificando».
Por otro lado, dijo una de las fuentes, el tabasqueño aceptó que han enfrentado problemas en el arranque del Gobierno, por lo que urgió a apretar el paso para entregar resultados en esta primera etapa de la Administración.
López Obrador pidió a sus colaboradores persistir en el combate a la corrupción y realizar un esfuerzo aún más grande en materia de austeridad.
Además, indicaron, los llamó a cuidar el gasto y generar ahorros, para contar con suficientes reservas de recursos en caso de que se registre alguna emergencia de carácter económico.
Según los funcionarios, el Presidente los instruyó a revisar a detalle el presupuesto de cada una de sus áreas para que, en caso de ser necesario, se pueda reorientar el gasto y dar tiros de precisión.
Durante el encuentro, López Obrador anunció que ofrecerá un informe sobre los primeros 100 días de su gestión el próximo 10 de marzo, por lo que pidió a cada integrante del Gabinete hacer llegar un párrafo con los principales logros de esos meses a Gabriel García, Coordinador General de Programas Integrales de Desarrollo.