Se ha reforzado el operativo de Semana Santa para garantizar la sanidad de los productos provenientes del mar, dado su creciente consumo en esta temporada. El director de Regulación Sanitaria del ISSEA, Octavio Jiménez Macías, indicó que se hacen visitas a establecimientos dedicados a la venta de pescados y mariscos, todos supervisados por el personal de las tres jurisdicciones (Aguascalientes, Calvillo y Rincón de Romos).
“Se toman muestras de alimentos y bebidas siguiendo los protocolos para identificar presencia de cualquier agente nocivo para la salud, en especial el relativo al vibrio cólera; de haber hallazgos se hará la intervención conveniente para que sean suspendidos inmediatamente”.
Comentó que también hay vigilancia en los centros de esparcimiento como balnearios y presas de todo el estado, a fin de constatar la calidad de los alimentos que se preparan en establecimientos fijos.
AGUA MARINA. Por su parte, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), informó que el análisis de laboratorio realizado en agua de mar de 267 playas de 17 estados costeros, arrojó como resultado que es apta para uso recreativo.
El análisis de laboratorio incluyó los principales destinos turísticos del país, que en esta temporada reciben al mayor número de visitantes.
“La Cofepris, en estrecha coordinación con autoridades del Sistema Federal Sanitario (SFS) y la Red Nacional de Laboratorios de Salud Pública, realizó la toma de muestras de agua de mar durante las semanas previas al periodo vacacional, para obtener la media y generar un valor estadístico que permita señalar si una playa representa o no un riesgo a la salud”.
De esta forma, se realizaron análisis de laboratorio a 1,967 muestras de agua de las playas de mayor afluencia pública, cuyo resultado fue que cumplen los criterios de calidad establecidos como rangos de protección a la población usuaria.
Cabe destacar que de conformidad con los lineamientos que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS), el nivel que la Secretaría de Salud y la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) utilizan para determinar si una playa implica un riesgo sanitario, es de 200 Enterococos por cada 100 mililitros de agua.
“Esta acción forma parte del Programa Playas Limpias y permitió monitorear la bacteria Enterococcus faecalis para valorar las condiciones sanitarias del agua de mar, que es muy resistente a condiciones adversas y por sus características puede desarrollarse en un ambiente con 6.5% de cloruro de sodio, pH de 9.6 y entre 10° y 45° Centígrados.

¡Participa con tu opinión!