Félix Zapata y Édgar Contreras
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 29-Sep .- La Federación Mexicana de Futbol (FMF) de Decio de María volvió a dar la espalda al balompié nacional.
Sobre la mesa dejó, sin revisarla siquiera, la posibilidad de dotar de muchos más recursos a la Selección Nacional.
En cambió, decidió renovar a Televisa el contrato por los derechos de transmisión del TRI por los próximos ocho años por un monto líquido de 231 millones de dólares.
CANCHA tuvo acceso a la única propuesta que el Comité de Comercialización de la FMF presentó a los dueños de los clubes de la Liga MX para transmitir al Tricolor en todos los países y en todas las plataformas.
La oferta de Televisa, en asociación con TV Azteca, contempla el pago de 231 millones de dólares por los derechos de transmisión, más 30 millones en publicidad en las mismas televisoras.
Además, habría 23.6 millones de dólares en premios sujetos a objetivos que no fueron precisados.
El contrato renovado abarca los derechos de transmisión de TV para México, EU, y se le agregaron todas las plataformas digitales.
La propuesta de NBCUniversal/Telemundo y América Móvil que no fue ni discutida, ofrecía 260 millones de dólares por la transmisión de TV en EU, y la comercialización digital en México.
Esta opción hacía posible obtener recursos adicionales por los derechos de transmisión en México en TV abierta y de paga, con un valor de alrededor de 150 millones de dólares según cálculos de expertos de la industria.
Esto es un total aproximado de 410 millones de dólares.
Pero los dueños del futbol mexicano extendieron el contrato a las televisoras, con 12 votos a favor por 4 en contra.
La televisora pagará 200 millones de dólares por los derechos de transmisión del Tri, más 15 millones por los derechos digitales y 16 millones más por la condonación de partidos no realizados, lo cual garantiza ingresos por 231 millones.
Los clubes Monterrey, Pachuca, Tigres, León y Lobos BUAP fueron los únicos en oponerse.
El Comité de Comercialización de la FMF, en voz de Alejandro Irarragorri, argumentó la existencia de una cláusula de renovación automática con Televisa, por la cual no podían convocar a concurso.
Dicha cláusula ya no estará en vigor después de 2026, tras la Copa del Mundo que México quiere organizar en alianza con Estados Unidos y Canadá.

¡Participa con tu opinión!