Érika Hernández
Agencia Reforma

XIAMEN, China 4-Sep.- Ante la amenaza de Estados Unidos de volver a prácticas proteccionistas, México y China acordaron defender el libre comercio.
Por séptima ocasión, los Mandatarios Enrique Peña Nieto y Xi Jinping se reunieron para evaluar la relación bilateral.
A 11 meses de que termine el Gobierno mexicano, ambos se comprometieron a intensificar su relación comercial, principalmente en telecomunicaciones y energía.
“Refrendaron su voluntad por defender el libre comercio, en el marco de un sistema multilateral basado en reglas claras”, informó la Presidencia.
En el encuentro, Peña Nieto explicó los alcances de la negociación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, y argumentó que México tiene una posición “seria y constructiva”, en el proceso.
En este compromiso de defender el libre comercio, indicó, el Presidente explicó los avances en otros mecanismos de libre mercado, como es el TLC con Europa, la Asociación Asia-Pacífico y la ampliación de ampliación de la relación con Brasil.
Jinping afirmó que ambas naciones podrían impulsar la construcción de “una zona de libre comercio de Asía-Pacífico”.
China es el principal País con el que México tiene mayor déficit comercial: 64 mil 113 mil millones de dólares, pues las exportaciones apenas suman 5 mil 407 millones de dólares, y las importaciones 69 mil 521 millones de dólares.
Ambos Mandatarios coincidieron en que la relación comercial mejoró al permitir productos mexicanos en el mercado chino, como carne de cerdo, tequila y berries, además de la participación de empresas chinas en la exploración y extracción de hidrocarburos y en el Proyecto de la Red Compartida.
Por ello, coincidieron en que mantener el impulso de empresas en este rubro.
En su encuentro, los Presidentes reiteraron su compromiso con la conservación de las especies en peligro de extinción, en particular de la vaquita marina, especie endémica del Alto Golfo del Mar de Cortés.
De acuerdo con Presidencia, Peña Nieto agradeció a Jinping su apoyo para combatir el mercado ilícito de la totoaba, cuya pesca ilegal pone en riesgo la sobrevivencia de la vaquita marina.
Recientemente, México, Estados Unidos y China crearon un grupo trinacional para identificar las rutas de tráfico y modus operandi en los tres países del comercio del buche de totoaba, el cual es muy solicitado en el mercado negro asiático por su valor curativo y afrodisiaco.
Por otra parte, los Mandatarios también acordaron oponerse a la situación que impera en Venezuela, así como condenar la actividad nuclear de Corea del Norte.
Hoy se prevé que el Presidente Peña se reúna con su homólogo de Rusia, Vladimir Putin, quien junto con Jinping han sido los más críticos a la Administración de Donald Trump.

¡Participa con tu opinión!