Una de las joyas del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto es la reforma educativa, que tiene el rumbo formativo y los elementos jurídicos para darle a la niñez y a la juventud de México las condiciones adecuadas para ser parte importante del tercer milenio, sin embargo el proceso está en riesgo no sólo de ser alterado sino de que lo cancelen.

La voz de alerta la hizo nada menos que el secretario de Educación Pública, Otto Granados Roldán, al considerar que la próxima administración federal puede no interesarle el procedimiento y volver al que funcionó hasta 2012.

Durante la conferencia “Desarrollos actuales en la reforma educativa mexicana”, dictada el pasado 27 de marzo como parte de la Conferencia CIES 2018 George F. Kneller, el titular de la SEP subrayó que “toda reforma educativa de estas características, sistémica, toma su tiempo, y a veces mucho tiempo. Es una reforma que, si bien tiene una arquitectura constitucional, normativa y parcialmente institucional, se puede caer si al siguiente gobierno no le gusta, no le interesa. Si de pronto manda iniciativas de alcance constitucional o legal y de pronto se las aprueban, esta reforma pasará a formar parte de la historia, y es un tema que hay que discutirlo cada vez más abiertamente”.

Es una modificación que recordó, fue aprobada y promulgada entre diciembre de 2012 y febrero de 2013 como una de las reformas estructurales de la entonces entrante administración, que se ha convertido en parte del debate y la agenda electoral, algo que no había ocurrido en los procesos presidenciales desde hace 18 años.

Granados Roldán sostuvo que “la reforma educativa, y creo que es una buena señal, se ha convertido en parte del debate público, político y electoral. Esto me parece que es bueno. Eso no ocurría, que yo sepa, hace seis años, hace 12 años o hace 18. No era parte de la agenda política, de la agenda electoral, y por lo tanto necesitamos saber cómo están las percepciones al respecto”.

Hizo mención que uno de los componentes de esa reforma es la evaluación docente y la asignación de plazas por concurso y es un tema que a la SEP le ha llamado la atención, al descubrir que en algunas entidades se pone a concursar un número menor al que está disponible.

Reflexionó que lo anterior podría obedecer a problemas de seguridad como en el caso de Tamaulipas, donde hay zonas escolares que están paralizadas por la violencia, lo que requiere del apoyo de las corporaciones para evitar daños a la vida escolar.

Puntualizó que la Secretaría a su cargo privilegia procesos de licitaciones abiertas y públicas y en los procesos de contratación atiende las recomendaciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) para asegurar las mejores condiciones disponibles.

Al margen de los señalamientos que hizo OGR, es importante tener presente que uno de los actuales candidatos presidenciales ha prometido que si gana las elecciones del 1 de julio, abrogará las reformas estructurales que ha llevado el presidente Peña Nieto, principalmente la educativa, por lo que ha hecho alianza con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), que en todo momento se ha opuesto a la misma, demostrándolo con movilizaciones y paros en los estados de Oaxaca, Chiapas, Michoacán, Guerrero y Morelos, entre otros.

Bajo este tenor, no es difícil imaginar el futuro que le espera a los cambios implementados en el renglón educativo, en caso de apoyar los mexicanos la opción que ofrece la derogación, de ahí que el Secretario de Educación Pública alude a la probabilidad de que “se puede caer”.

CUATRO POR LAS “PLURIS”

Cuatro aguascalentenses están propuestos por distintos partidos para senadurías y diputaciones federales, que se sumarían a las tres senadurías y tres diputaciones de mayoría establecidas, por lo que al haber un número mayor de representantes en el Congreso de la Unión puede traducirse en beneficios superiores para la entidad.

El Partido Nueva Alianza ubicó a la cabeza de los senadores a la profesora Silvia Luna Rodríguez, integrante del Comité Ejecutivo Nacional del SNTE y políticamente la carta más fuerte que a nivel local tiene el propio Sindicato.

En segundo lugar del Partido del Trabajo para el Senado está Alberto Anaya Gutiérrez, fundador y actual líder, que ha sido diputado federal, senador y coordinador de su grupo parlamentario varias ocasiones.

En la lista de la segunda circunscripción para diputados, el PRD colocó en segundo lugar a Antonio Ortega Martínez, hermano del ex dirigente nacional del partido Jesús Ortega y cuñado de la actual senadora Angélica de la Peña Gómez.

El ex priísta Alejandro Ponce aparece en primer lugar de la tercera circunscripción  para diputados del partido Morena, por lo que el ex funcionario de la pasada administración estatal podrá estar a salvo de las asechanzas que resiste desde el año pasado.

Cada uno de los mencionados tienen un pie adentro de las respectivas Cámaras, ya que salvo una calamidad en sus partidos, nada puede desbancarlos, con lo que plácidamente esperarán que pase el 1 de julio para conocer quienes serán sus compañeros de curul, los cuales saldrán de la votación directa de los ciudadanos, dos senadurías de mayoría y una de minoría, y lo mismo ocurrirá con los diputados, donde dos ganarán en las urnas y otro aunque pierda, irá, por ser el tercer mejor votado.

En una colaboración se mencionó Con Usted que el presidente del comité estatal del PAN, Paulo Martínez, se autonombró candidato “plurinominal” a diputado local y para estar seguro que estará en la próxima Legislatura se colocó en primer lugar, lo que para la clase política se calificó como un “agandalle”.

Lo único que hizo fue seguir el ejemplo de sus mayores, que sin rubor alguno van por las “pluris” a nivel federal, es el caso del presidente del PVEM, Carlos Alberto Puente y del ex líder Jorge Emilio González, más conocido como el “niño verde”, que van por una diputación, lo mismo que Luis Castro, presidente de Nueva Alianza y Enrique Ochoa Reza, presidente del PRI, al igual que Dante Delgado, presidente de Movimiento Ciudadano, que va en segundo lugar para senadores, relación que encabeza Patricia Mercado, quien fuera candidata presidencial en 2006 por el desparecido Partido Socialdemócrata y Campesino.

Además están los que fueron aspirantes “a la grande”, que no les quedó de otra que conformarse con ser parte de la procesión, como Miguel Ángel Mancera, registrado por el PAN en segundo lugar para una senaduría, después de la ex candidata en 2012 Josefina Vázquez Mota y en sexto lugar va Rafael Moreno Valle, al igual que el priista Miguel Ángel Osorio Chong, inscrito en cuarto sitio.

Los ex presidentes de partidos Beatriz Paredes Rangel, que va por una senaduría y Dulce María Sauri Riancho, por una diputación, ambas del PRI; Cecilia Romero, del PAN, a una senaduría; Jesús Zambrano, inscrito por el PRD en cuarto lugar para el Senado y el ex presidente del PAN Germán Martínez, registrado por Morena en octavo lugar para el Senado.

Aunque todos los mencionados juran por el mamiferito tahonero que su único objetivo es servir a la Patria, se ha de sentir feo vivir fuera del presupuesto.

EXTREMO AHORRATIVOS

De un plumazo la compañía de teléfonos fijos acabó con una práctica de décadas, al excluir del directorio anual los nombres y números de los suscriptores residenciales, circunscribiéndose a hacerlo sólo con la cuestión comercial. Se priva de un derecho que tienen los abonados de estar en las microscópicas listas, pero que tenían gran utilidad cuando se trataba de localizar un número telefónico.

 

¡Participa con tu opinión!