David Loji
Agencia Reforma

CDMX.- Cuando se trata de autos clásicos, casi todo coleccionista tiene un arrepentimiento en la vida: un auto que no compró o una joya que vendió. Y para José Manuel Bernús, esa historia involucra un BMW 320i de 1982.

Bernús lo compró por primera vez hace casi dos décadas al dueño de un taller y se encargó de restaurarlo desde la pintura hasta la tapicería. Y desde el primer momento, se enamoró del motor 2.0 litros con 110 caballos de fuerza y transmisión manual.

Sin embargo, a su puerta tocó otra oportunidad que no podía dejar pasar: un BMW M3 modelo 1988. Para poder comprarlo, tuvo que vender su querido auto, sin saber que a partir de entonces no podría quitárselo de la cabeza.

Mientras tanto, el 320i, no tuvo buena suerte: cambió cuatro veces de dueño, pasó una temporada en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, y fue abandonado durante 2 años en una bodega.

Bernús nunca lo olvidó y, por azares del destino, un domingo sus hijos encontraron un auto muy similar anunciado para venta en internet. Cuando Bernús lo vio, lo reconoció, ¡Era el mismo que había vendido años atrás y sólo se encontraba a unos 7 kilómetros de su casa!

El tiempo no fue amable con él: tuvo que ser desarmado en su totalidad. El piso de la cabina y cajuela estaba oxidado y se tuvo que reemplazar. También fue necesario pintarlo de nuevo; cambiar faros y calaveras; pulir y reparar las defensas; así como reparar amortiguadores, resortes, tablero y alfombra.

Después de una extensiva restauración, el auto volvió con el dueño que nunca dejó de pensarlo: Bernús, un gran aficionado de la marca BMW y también presidente del BMW Car Club México, desde el 2017.

«Éste es el club oficial de la marca en nuestro País y es el único avalado por BMW Alemania», explicó Bernús en entrevista.

El club fue fundado en el 2007 por Héctor Obregón, Jesús Rodríguez y Julián Argüelles. Sus actividades incluyen reuniones mensuales y track days para los socios, quienes por cierto, tienen una historia tan particular como la de Bernús sobre sus joyas de cuatro ruedas.