Se tiene que recurrir a diversos “candados” para frenar la falsificación de constancias de pláticas prematrimoniales, para padrinos de bautismo y de primera comunión. Hay quienes anuncian esos servicios en redes sociales y los costos van de 400 pesos y más, por constancia. Así lo denunció el P. José González, coordinador de la Pastoral Familiar.

Agregó que si antes sólo se sellaban con tinta, ahora se recurre al broquelado y al rato tendrá que pensarse en métodos más sofisticados, para evitar el plagio, mientras la gente se concientiza de la importancia de acudir a estas pláticas de orientación, en las que se explica el compromiso que adquieren.

“Como se trata de documentos foliados, rápidamente se detectan los que son apócrifos, de ahí que las personas que optan por el camino fácil, aparte de gastar innecesariamente, deben acudir a las pláticas y obtener su constancia legal”, explicó el sacerdote.

Comentó que los jóvenes no están preparados para casarse en edades tempranas; no tienen la madurez que requiere este compromiso y por eso es que algunas parejas quieren separarse a la semana o dos de haberse casado, lo que pone de manifiesto que no estaban listos para tomar el sacramento.

Asimismo, habló de la importancia de que los divorciados y vueltos a casar se acerquen a la Iglesia y no se sientan excluidos, pues una cosa es que no puedan confesarse ni comulgar, pero pueden colaborar en tarea de catequesis, evangelización y obras de caridad; insistió en que no deben sentirse ni señalados, ni excluidos.

A personas en estas condiciones, las invitó a un retiro que se llevará a cabo del 1 al 3 de junio en el Centro Comunitario, ubicado en Ojocaliente esquina El Salitre, Ojocaliente II. Para mayor información, puede llamarse a los teléfonos 449 105 6929 y 449 919 5886.

Finalmente, dijo que el Papa Francisco ha sido muy insistente en acercar a sus parroquias a los divorciados vueltos a casar.

¡Participa con tu opinión!