Agentes de la Fiscalía General del Estado lograron esclarecer un millonario robo ocurrido en una agencia de viajes.
Tras las investigaciones correspondientes, policías ministeriales del Grupo Anti-Robos, lograron la captura de uno de los empleados y recuperaron casi un millón de pesos en efectivo.
Todo inició cuando una hija de la víctima, acudió a la Agencia del Ministerio Público de la Unidad de Investigación en Robos a Casa-Habitación y Comercio de la Fiscalía General del Estado, para denunciar un robo que se había registrado en la agencia de viajes propiedad de su papá, la cual se ubica en el fraccionamiento Rinconada de la Alameda.
Indicó que de la caja fuerte habían sido sustraídos la cantidad de $920,660.00 pesos en efectivo.
De igual forma, agregó que su progenitor no se había percatado en un principio del robo, en virtud de que estaba de viaje fuera del estado y la dejó a ella como encargada del negocio.
Los hechos se registraron el pasado día 16 de abril, a las 13:30 horas, cuando la denunciante acudió al domicilio de su progenitor con la finalidad de guardar un dinero en la caja fuerte, pero al momento de hacer su arribo se percató que la puerta de acceso se encontraba abierta.
Cabe destacar que en ese domicilio se ubica la agencia de viajes de la víctima.
Cuando la hija ingresó a una de las recámaras, descubrió que la caja fuerte que estaba guardada en un closet, se encontraba abierta y ya no contenía el dinero que habían dejado en el interior.
Una vez que policías ministeriales iniciaron las investigaciones, descubrieron que el lugar contaba con cámaras de vigilancia, por lo que una vez que fueron revisadas, se obtuvieron imágenes donde se logró identificar plenamente al autor del robo y resultó ser uno de los empleados de la agencia de viajes.
Los policías ministeriales acudieron al domicilio del sospechoso, pero no lograron localizarlo, ya que aparentemente al enterarse que lo habían descubierto, se dio a la fuga con rumbo desconocido.
Sin embargo, se logró recuperar el botín completo, el cual fue entregado por la esposa del sospechoso, quien señaló que desconocía los hechos.