Con el registro de más de mil quinientos vehículos robados en los primeros seis meses del año, el secretario de Seguridad Pública del Municipio de Aguascalientes, Antonio Martínez Romo, informó que suman cuarenta mil los detenidos por delitos del fuero común y federal, así como por incurrir en faltas administrativas, lo que representa 12 mil personas más a lo captado en igual periodo 2017.

“La incidencia en el robo de los vehículos ha disminuido en la zona Centro, aunque la mayor incidencia ocurre en la parte oriente y sur de la ciudad de Aguascalientes. Se han logrado recuperar 1,150 de ellos, pero aún falta por localizar más de cuatrocientos y algunos podrían estar comercializándose en el mercado negro de las autopartes”, informó.

El titular de la corporación señaló que 1,844 personas han sido presentadas ante la Fiscalía General del Estado, otras 53 al agente del Ministerio Público de la Federación por posesión de enervantes y de armas de fuego. Mientras que 38 mil han incurrido en faltas administrativas.

Aseveró que el programa del Barrio Seguro se mantiene en el Municipio de Aguascalientes porque genera resultados en prevención del delito, y se detienen a las personas con base en las facultades concedidas en el Artículo 21 del Código Municipal al causar disturbios o riñas, al consumir enervantes o bebidas alcohólicas, y al alterar el orden público.

La ciudadanía reclama actuación ante la presencia de bandas en las esquinas o en cualquier lugar, con el riesgo de enfrentarlos en algún momento, motivo por el cual la policía preventiva con respeto a los derechos humanos ejerce su responsabilidad dentro del programa de Barrio Seguro, apegado al Artículo 26 Constitucional y las facultades del Código Municipal.

Antonio Martínez Romo precisó que a esta altura del 2018 se ha rebasado considerablemente las cifras del mismo periodo del año anterior, con más de 12 mil detenidos, lo cual ha sido posible por la estrategia de prevención del delito y de la ciudadanía segura.

Aunque reconoció la buena y la mala acción de elementos policiacos, comentó que para quien actúa fuera del marco jurídico se procede a sancionarlos y se está abierto para trabajar con la Comisión Estatal de Derechos Humanos en los procesos de investigación si un policía no respeta los derechos de los ciudadanos.