Belén Rodríguez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Secretaría de Hacienda ha logrado recuperar 100 millones de pesos de recursos públicos desviados a través de empresas fantasma que triangularon recursos de la Sedesol y de la Sedatu en la denominada “Estafa Maestra”.
Durante su comparecencia en el Senado, el Secretario del ramo, José Antonio González Anaya, dijo que se logró sancionar omisiones, pero advirtió que muchas empresas no fueron localizadas.
“Esto ha permitido recuperar 100 millones de pesos así como determinar créditos fiscales por 5 mil millones de pesos”, explicó.
Tanto Sedesol como Sedatu otorgaron contratos a 186 empresas y personas por casi 7 mil 700 millones de pesos y 3 mil 400 millones fueron destinadas a 128 firmas fantasmas.
González Anaya explicó que de las empresas involucradas en ese caso de corrupción, 16 ya habían sido publicadas en la lista negra del SAT.
Otras 62 fueron difundidas posteriormente y 35 han sido sujetas a auditorías fiscales.
“Desgraciadamente estas (empresas fantasmas) son un vehículo que han utilizado delincuentes para ocultar su identidad y lavar dinero”, dijo.