El Padre Toño sigue vivo en los corazones de quienes lo conocieron, de quienes apoyaron sus obras en beneficio de la niñez de Aguascalientes; nadie puede olvidar al fundador de la Ciudad de los Niños, albergue que contribuyó a formar a quienes ahora son hombres de bien; profesionistas que reconocen que sin la ayuda de esa institución, no hubieran podido salir adelante.
Ayer, en el Museo que lleva su nombre, en la calle Rayón 410, fue inaugurada la sala “Pbro. J. Jesús Ruvalcaba Padilla”. El corte del listón estuvo a cargo del actual director de la Ciudad de los Niños, Juan Gabriel Rodríguez Campos, en presencia de alumnos e internos del orfanato; y familiares del homenajeado, quien siguió las enseñanzas del Padre Toño, y adicionalmente fundó otras escuelas para niños pobres, además de que se le atribuye la conformación de los Boy Scouts en Aguascalientes.
El Padre Chuy, quien continuó su ejemplo, estuvo 46 años al frente de la citada institución; dedicó su ministerio al cuidado de niños y ancianos. Además, en el orfanato destinó un área a la atención de senectos abandonados.
Por otro lado, cabe recordar que a petición del Padre Toño, su cuerpo descansa en la Ciudad de los Niños. En el Museo del Padre Toño, se pueden apreciar muchas de sus pertenencias, lo mismo en la nueva sala del Padre Chuy; los visitantes son bienvenidos a este rincón de recuerdos que dirige el P. Juan Gabriel Rodríguez.