Gustavo García Olguin
Agencia Reforma

CDMX.-La guerra en Tamaulipas recrudece día a día.
Tan sólo en los primeros cinco meses del año se reportaron 417 homicidios dolosos en el Estado, 165 más que los registrados en el mismo periodo del año pasado, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).
Al menos 90 de estas víctimas fatales fueron civiles que, según reportes oficiales, resultaron “abatidos” en enfrentamientos armados con elementos de las fuerzas de seguridad.
En lo que va de 2018, se han registrado al menos 30 de estos enfrentamientos armados, en los que han perdido la vida un marino, un soldado y un policía ministerial.
Este lunes, un enfrentamiento armado en el que estuvieron involucrados elementos del Ejército desató terror en la zona de Paseo Reforma, en Nuevo Laredo.
El tiroteo se prolongó por más de una hora y media y afectó varias colonias, incluso una plaza comercial en esa zona de la ciudad.
Tamaulipas es, además, el Estado con mayor cantidad de desaparecidos del País. Según el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas, 6 mil 131 personas estaban en esa condición en la entidad.
En el Estado faltan policías, además de que hay descoordinación con las fuerzas federales, coincidieron defensores de derechos humanos y analistas.
Raymundo Ramos, del Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo, aseveró que hay desconfianza entre el Gobierno federal y el del Gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca.
Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Ciudadano, recordó que el Gobierno estatal anterior tenía el compromiso de entregar 3 mil policías acreditables y sólo cumplió con 270.
Con información de César Martínez