Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) piden al Gobierno Federal reflexionar sobre el impacto negativo y directo que tendría el quitar el apoyo a estancias infantiles y refugios para mujeres, afirmando que la vida y los derechos de las mujeres, niñas y niños no pueden ponerse en riesgo.

En conferencia de prensa, mujeres de diversas organizaciones de la sociedad civil, académicas y empresarias del estado manifestaron sus preocupaciones por las recientes decisiones del Ejecutivo Federal al suspender la entrega de subsidios de diversos programas dirigidos a promover los derechos humanos de las mujeres y los niños.

FUNDACIÓN MUJER CONTEMPORÁNEA. Roxana D´ Escobar López Arellano manifestó que no cerrarán los centros de atención, al señalar que tan sólo el año pasado se atendieron a 49 familias dentro del refugio, a 900 mujeres, 300 niñas y niños en el Centro de Atención Externa y hubo un aproximado de 38 atenciones subsecuentes. Recordó que desde que inició su trabajo en 1995, la organización que encabeza ha atendido a 1,314 mujeres, 1,263 niñas y a 1,303 niños, a quienes se les ha ofrecido un modelo diferente de vivir además de salvarles a muchas de ellas la vida.

ASOCIACIÓN MUJERES JEFAS DE FAMILIA. Gwendoline Negrete Sánchez consideró necesario tener un periodo de transición que garantice la operación de las estancias infantiles, así como la creación de un grupo de trabajo de especialistas para la revisión y mejoras del programa sin detener los subsidios.

INMUJERES. Wina Rosas Escutia, consejera de Inmujeres, llamó al Gobierno Federal a reflexionar sobre el impacto negativo y directo que sus decisiones tienen en el ejercicio de los derechos humanos de las mujeres, así como a replantear las que ya fueron tomadas. Además de solicitar al Congreso Estatal y Federal a través de las legisladoras, la realización de audiencias públicas que permitan encontrar soluciones y estrategias que nos permitan consolidar un sistema integral de cuidados a nivel nacional y local.