La alcaldesa Miriam Rodríguez Tiscareño, en coordinación con el jefe inspector de la Guardia Nacional, Alejandro Zárate Nava, y el secretario de Seguridad Pública Municipal, Antonio Martínez Romo, emprendió un recorrido nocturno de vigilancia y supervisión para reducir la incidencia delictiva en las zonas más conflictivas de la ciudad de Aguascalientes.
En plena madrugada, la presidenta municipal de Aguascalientes salió a las calles para verificar de primera mano el trabajo que realizan los cuerpos policiacos en las zonas calientes de esta capital. Acompañada también por el secretario del Ayuntamiento y director general de Gobierno, Jaime Beltrán Martínez, en punto de la 01:30 de la madrugada iniciaron con una reunión de trabajo en la Sala de Juntas de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, donde revisaron el mapa para realizar el recorrido de vigilancia en puntos estratégicos.
A las dos de la mañana unidades de la Policía Municipal y de la Guardia Nacional iniciaron operaciones coordinadas de disuasión en Pilar Blanco, Insurgentes, Vicente Guerrero y José López Portillo. Durante el recorrido que duró poco más de 2 horas, los elementos policiacos y de la Guardia Nacional, encabezados por la alcaldesa Miriam Rodríguez Tiscareño, entraron a pie por los andadores de Pilar Blanco y verificaron que no se hallaran personas sospechosas, lo mismo ocurrió en el resto de las colonias supervisadas.
Estas acciones de estrategia interinstitucional, que a partir de ahora se realizarán con el apoyo de la Guardia Nacional, garantizan a la ciudadanía de Aguascalientes la paz social y el orden, previniendo la comisión de delitos.