Martha Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El candidato de la coalición Todos por México, José Antonio Meade, reconoció que, aunque no milita en organismo político alguno, el reto de su campaña es la “desconfianza brutal” de la ciudadanía hacia los partidos políticos.”Hay una brutal desconfianza en los partidos y los gobiernos, y una gran distancia entre la sociedad y la ciudadanía, ese es nuestro principal reto hacia adelante, lo que nosotros tenemos que lograr es recuperar esa confianza”, señaló.
Meade, quien se presenta como el primer candidato ciudadano del PRI, acudió a un encuentro con alumnos de la Universidad Anáhuac. Durante éste, aseguró que no hay partidos buenos o malos.
Sin mencionar a los que lo postulan, dijo que la calidad de los partidos políticos la determinan las personas que lo conforman. Y aseguró que él es una persona honorable.
“No hay partidos buenos y malos, hay gente buena y mala en todos los partidos”, señaló.
El ex Secretario de Hacienda recordó que ha sido servidor público durante más de dos décadas. Y agregó que, para recuperar la confianza de la ciudadanía, en su campaña ha buscado espacios de diálogo y de cercanía.
“Nosotros lo que hemos buscado es tener espacios de cercanía y de diálogo para recuperar la confianza, yo tengo 20 años de servicio público, como aquí se ha comentado no tengo militancia en ningún partido”, indicó.
Durante un evento que resultó terso para el candidato presidencial, explicó que uno de los objetivos de su campaña es reivindicar el servicio público. Aunque reconoció que, si gana, un reto de su gobierno será que sólo la gente de bien acceda a éste.
“Lo que nosotros tenemos que lograr es que los que se queden en el servicio público sean solamente la gente buena, la gente que se levanta todos los días pensando en cómo ayudar”, expresó.
El candidato presidencial indicó que vale la pena reivindicar el servicio público, porque desde su punto de vista, incluso en la militancia, hay honorabilidad.
“Vale la pena reivindicar el servicio público, vale la pena reivindicar que hay honorabilidad en la militancia, vale la pena reivindicar que el servidor público puede ser limpio”, insistió.

¡Participa con tu opinión!