Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 27-Feb.- José Trinidad Martínez Pasalagua, ex diputado local que estuvo preso por supuestos nexos con “Los Caballeros Templarios”, demandó por la vía legal desbloquear sus cuentas bancarias, asegurando que él y sus familiares carecen de recursos y viven en estado de “inanición”.
Tras quedar libre en marzo de 2016, el ex legislador del PRI en el Congreso de Michoacán pidió a la Procuraduría General de la República (PGR) descongelar dos cuentas bancarias en Bancomer y una en Santander, sin embargo, el 31 de mayo siguiente la autoridad determinó improcedente la petición.
Las cuentas fueron aseguradas en la averiguación previa PGR/SEIDO/UEITA/126/2014 de la Unidad Antiterrorismo de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO).
La medida precautoria fue dictada porque la SEIDO presumía que Martínez Pasalagua había mantenido al menos una reunión con Servando Gómez Martínez “La Tuta”, líder de los Caballeros Templarios.
El ex diputado promovió una demanda de garantías ante Luz María Ortega Tlapa, Juez Octavo de Distrito de Amparo de la Ciudad de México, para reclamar la negativa de la PGR.
“Se (me) impide disponer de diversas cantidades de dinero incluso, para la manutención del suscrito y de mis dependientes económicos, dejándome en estado de inanición”, dijo el también ex dirigente del transporte público de Michoacán.