Víctor Fuentes y Selene Velasco
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Desde diciembre de 2014, el Gobierno de Estados Unidos pidió detener a Víctor Manuel Félix Beltrán, «El Vic», presunto operador del Cártel de Sinaloa, quien ayer escapó del Reclusorio Preventivo Sur de la Ciudad de México con la presunta ayuda de personal penitenciario.
Junto con él escaparon Luis Fernando Meza González, –quien al igual que Félix Beltrán, estaba recluido por delitos contra la salud–, así como Yael Osuna Navarro, originario de Nayarit, acusado de asociación delictuosa.
Autoridades capitalinas reconocieron que los presos salieron caminando y pasaron cinco filtros de seguridad, donde contaron con ayuda de personal penitenciario.
«La evasión de un interno de este centro no se puede realizar si no hay participación de servidores públicos, hay que decirlo claramente», reconoció la Secretaria de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez.
Hasta el cierre de la edición no se habían brindado detalles sobre cómo ocurrió la fuga, ni la hora en que se realizó. Sin embargo, el reporte oficial de la ausencia de los presos se registró a las 8:00 horas.
El pase de lista físico que realiza el personal de Seguridad y Custodia del penal se realiza entre las 7:30 y 7:45 horas.
Según fuentes de la Fiscalía, las rutas de salida tomadas pudieron ser la Torre 1 o la aduana de ingreso.
En ambos casos tuvieron que pasar cinco puertas de seguridad que cuentan al menos con un custodio cada una y permanecen cerradas las 24 horas.
Luego de que el juez federal Marcos Vargas decidió que Félix Beltrán fuera regresado del Altiplano al Reclusorio Sur, se colocaron más rejas de seguridad para albergarlo a él y a los otros dos presos de alto nivel.
Sus restricciones eran tales que no se les permitía convivir con la población penitenciaria, pero estaban en la zona de ingreso.
En diciembre de 2014, la Corte para el Distrito Norte de Illinois, en Chicago, incluyó a Félix Beltrán en una orden de aprehensión que existía desde 2009 contra Joaquín «El Chapo» Guzmán e Ismael «El Mayo» Zambada.
En noviembre pasado, al rendir un informe a la Corte sobre el estatus del expediente, la Fiscalía confirmó que se estaba a la espera de la extradición de Félix Beltrán desde México.