Aseguran derechohabientes del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) en la entidad, que están recibiendo tratamientos médicos inadecuados. En consecuencia, han solicitado la intervención de la Coesamed y Cofrepis, instancias de las cuales no han recibido ninguna respuesta.
El afectado, Arturo Sotelo Rodríguez, detalló a la redacción de El Heraldo, que recientemente acudió a la clínica del ISSSTE en donde le suministraron por problemas de salud, ampolletas con complejo B. Sin embargo, agregó, al momento de examinar el compuesto le pareció extraña la apariencia del biológico, por lo que decidió no inyectárselo.
Posteriormente, el denunciante explica que solicitó la opinión de un tercero -médico particular- quien recomendó no aplicarse el medicamento, el cual aparentemente es a base de agua. Pretendiendo el afectado recibir alguna justificación de parte de las autoridades médicas, acudió al ISSSTE, en donde no fue atendido. En consecuencia, acudió a la Comisión Estatal de Arbitraje Médico, instancia en la que tampoco hubo intervención a favor. Finalmente, contactó a personal de Cofepris, sin embargo, la respuesta sigue siendo negativa.
Sotelo Rodríguez se dice decepcionado del sector salud y de la supuesta negligencia que está enfrentando, por lo que hace un llamado a las autoridades del ISSSTE, para que den una explicación y una respuesta que hasta el momento no ha recibido de ninguna parte.
El complejo B, es un conjunto de ocho vitaminas esenciales, para estructurar y reforzar el funcionamiento del ADN regular el desempeño del cuerpo, y la utilización de energía, además de intervenir positivamente en el sistema nervioso.