Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Gobierno de China interpuso una demanda contra el Gobierno de México para que éste le pague 600 millones de dólares -11 mil 294 millones de pesos- por la cancelación del Tren México-Querétaro.
Para la nación asiática, las autoridades mexicanas no actuaron de manera transparente ni garantizaron un debido proceso legal, según un documento obtenido por Transparencia, informó el portal Aristegui Noticias.
En noviembre de 2014, el titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, defendía el proyecto del tren y a los pocos días, sin dar explicaciones, la canceló.
El proyecto de 58 mil millones de pesos había sido asignado al consorcio formado por China Railway Construction Corporation y CSR Corporation, GIA+A, Prodemex y Constructora Teya.
En su oportunidad Yuriria Mascott, subsecretaria de Transporte de la SCT, aseguró que indemnizaría al consorcio por un monto que “no llegaba a los 20 millones de pesos”.
La SCT rechazó ayer confirmar la existencia de la demanda y aseguró que el asunto está finiquitado al haber pagado 23 millones de pesos.
“No habrá más, esta finiquitado el tema de acuerdo a la Ley”, aseguró Guillermo Nevárez, director general de Desarrollo Ferroviario y Multimodal.