GUADALAJARA, Jalisco.- Tras más de 11 horas de cirugía, el cantante Julio Preciado recibió ayer, con éxito, un trasplante de riñón, órgano que fue donado por su hija Yuliana.
Sin detallar si hubo algún inconveniente durante la jornada de labor debido al tiempo que se extendió la cirugía, los médicos que estuvieron al frente de la intervención afirmaron que el intérprete salió bien y permanecerá en reposo.
Dijeron que las próximas 72 horas serán cruciales para la recuperación del artista.
De la misma manera, dijo que Yuliana, donadora del órgano, se encuentra también estable; ella podría ser dada de alta dentro de 24 o 48 horas.
El músico de 53 años y Yuliana, de 20, fueron internados el domingo por la noche para recibir los preparativos necesarios de la operación.
Los riñones del artista estaban trabajando a un 25 por ciento, pero con el trasplante, esos órganos ya no fluirán forzadamente y él podrá tener una mejor calidad de vida. (Lorena Jiménez/Agencia Reforma)