La presidenta de la Asociación de Padres de Familia, María Elida Gutiérrez Padilla, estimó que en el ciclo 2017-2018 se destinaron alrededor de 100 millones de pesos para obras y programas de mantenimiento de las escuelas, a través de lo captado por aportaciones voluntarias y el Programa de apoyo a la Gestión Escolar.
En ciclos escolares anteriores, las escuelas captaban alrededor de 70 millones de pesos anuales por el concepto de aportaciones de los padres de familia.
Sin embargo, ahora se recibe mucho más dinero y se notan los cambios en una diversidad de planteles educativos, pero es crucial que esta situación sea conocida por estudiantes, personal administrativo y docente, padres de familia y por la sociedad en general, para que así se vea la utilidad y se fortalezca la cultura de apoyar voluntariamente al servicio de mantenimiento de las escuelas.
“Más allá de la cantidad entregada por los papás, que puede ser clasificada como poco o mucho, es vital que se observen en conjunto las mejoras en las instituciones con el beneficio directo hacia la comunidad estudiantil”, apuntó.
La presidenta de la AEPF calculó que en el ciclo escolar 2017-2018 se recaudaron alrededor de cincuenta millones de pesos por el concepto de cuotas voluntarias, cuyas cifras oficiales estarán siendo documentadas por el Instituto Nacional de Geografía e Informática (INEGI).
De ahí la relevancia e insistencia de este órgano de trabajar en pos de la transparencia y de la rendición de cuentas por parte de los papás que colaboran en las mesas directivas de cada escuela, sin embargo todavía hay una falta de cultura ciudadana de cuidar todavía mucho más lo que le pertenece a las escuelas.
“A esa bolsa de recursos privados provenientes de los padres de familia, se deben añadir los 50 millones de pesos que otorgó el Gobierno del Estado a través de los Consejos Escolares de Participación Social, a fin de atender las obras de mantenimiento y mejora de las escuelas de Aguascalientes”, puntualizó.

¡Participa con tu opinión!