Alumnos de la sección primaria del Colegio Cedros recibieron el sacramento de la comunión, durante emotiva ceremonia.
La parroquia de Nuestra Señora de la Soledad (Campestre) enmarcó la celebración a la cual asistieron las familias de los neocomulgantes. Asimismo, cada uno de ellos contó con la grata compañía de sus respectivos padrinos.
Durante la ceremonia, el sacerdote oficiante derramó infinitas bendiciones sobre los chiquitines, a quienes felicitó por haberse preparado en el catecismo para ser merecedores a recibir la primera comunión.
Al final, los festejados se reunieron con sus familias en cálido convivio que cada quien llevó a cabo por separado, disfrutando de las felicitaciones y buenos deseos por parte de sus seres queridos.