La gracia de la comunión fue compartida por los hermanitos, Miguel Emiliano y Pamela Templos Delgado.
Ambos acudieron a la Casa de Dios, acompañados por sus papás: Juan José Templos Gutiérrez y Susana Delgado de Luna.
Asimismo, contaron con la presencia de sus respectivos padrinos; por parte de Miguel Emiliano, Jesús Espinoza; por parte de Pamela, Aitzy Mares Chávez.
El momento más emotivo fue cuando los pequeños recibieron la hostia y el vino, que simbolizan el Cuerpo y la Sangre de Cristo.
Finalmente, los neocomulgantes salieron al atrio del Templo del Rosario (La Merced) donde fueron felicitados por sus seres queridos.