Juan Carlos Rodríguez
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- Cerca de una tonelada de ayuda destinada al apoyo de víctimas de sismos en el centro y sur del país, lleva más de dos semanas abandonada en un centro de acopio de la Universidad Autónoma de Nuevo León.
Latas de comida, botellas de agua, ropa y productos de limpieza se encuentran en el suelo y no hay fecha para que sean retirados.
Los productos fueron recolectados entre alumnos de las distintas facultades y empleados de la Universidad, pero supuestamente no alcanzaron a ser enviados a otros estados.
El abandono ha provocado malestar entre la comunidad universitaria que ha circulado en redes sociales diferentes fotografías con señalamientos de que algunas latas y otros productos podrían ya no servir.
“Ahí tiene como dos semanas”, dijo una mujer que se aproximó a la carpa, ubicada en la explanada frente a la torre de Rectoría.
Pese a que se solicitó una entrevista con el Rector, Rogelio Garza, finalmente no hubo respuesta.
Héctor Alvarado, enlace de prensa de la Universidad, aseguró que los víveres no están abandonados, pero no explicó por qué no se han enviado a los damnificados.
“No es que está abandonado, está ahí, digamos que resguardándola”, señaló.
¿Por qué está la comida en el suelo, tirada?, se le preguntó.
“Necesitaría checar, quizás porque la van ordenando”, respondió.
EL NORTE publicó que tras los sismos del 19 de octubre en la Ciudad de México se montaron diferentes centros de acopio en el Área Metropolitana, entre ellos el de la UANL.
Incluso el 26 de Octubre dentro de su informe, el Rector Rogelio Garza Rivera presumió el acopio y entrega de más de 75 toneladas de donativos.
Pero de esta ayuda abandonada no comentó nada.

¡Participa con tu opinión!