El primero de los sacramentos fue otorgado a Rafael Silva de Santiago, durante emotiva ceremonia efectuada en el Templo del Rosario (La Merced).
A la pila bautismal fue llevado por sus papás, José Silva Zavala y Analí de Santiago Córdova, además de sus padrinos, Miguel de Santiago y Patricia Córdova, quienes se mostraron orgullosos al presenciar tan especial acontecimiento en la vida del pequeño Rafael.
Después de la ceremonia, la familia Silva de Santiago ofreció agradable festejo en honor al bautizado donde los anfitriones contaron con la presencia de sus familiares más cercanos.
Durante la celebración, Rafael fue felicitado por sus allegados, además de recibir lindos obsequios como juguetes y artículos para su cuidado y aseo.