Recibe la hostia sagrada

Con gran alegría, Ana Victoria visitó la Casa de Dios para recibir el sacramento de la comunión.
A la capilla de San Juan Pablo II, acudió en compañía de sus papás y sus padrinos.
Familiares y amigos de Ana Victoria presenciaron el momento en que la pequeña se postró frente a la imagen del Creador para recibir por primera vez el Cuerpo y la Sangre de Cristo, al mismo tiempo que elevó sus oraciones para agradecer a Dios por los favores recibidos.
Asimismo, sus papás y madrina se mostraron agradecidos con el Todopoderoso por permitirles presenciar tan significativo acontecimiento en la vida de Ana Victoria.